Un ejercicio fenomenológico de Gratitud.

Un ejercicio fenomenológico de Gratitud.

Por: Ana Carolina Saldaña Lemus

Licenciada en filosofía, psicoterapeuta, maestra en desarrollo humano.

Agosto, 2020

“La Verdad nos hará libres.” JUAN 8, 32

“Quien busca la verdad, busca a Dios…” EDITH STEIN

 

El significado de la palabra GRATITUD para la Real Academia Española es: Sentimiento que nos obliga

a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de

alguna manera.

La experiencia de dar gracias es catártica, es un diálogo interno, instantáneo o reflexivo,

contigo mismo para dar voz a la palabra y expresar gratitud. Es impresión y expresión,

inmanencia que trasciende para comunicar un sentimiento profundo. La gratitud no es palabra

hueca, es vaciarte para poder recibir e inclusive puede surgir del abandono más hondo, cruel y

sentido, para abandonarte en la plenitud de simplemente ser y aceptar tu finitud para tocar la

eternidad.

La gratitud es resultado de la sorpresa, de lo inesperado, de la magia, del misterio. Cuando

menos te lo esperas, agradeces… es aceptar el regalo, valorar la existencia, descansar en la

gratuidad del espíritu y la gracia del amor. Agradecer es dar testimonio de fe en los milagros,

en los sucesos fantásticos que aparecen inesperadamente en nuestra vida. Es darte cuenta de

tu contingencia, de tu fragilidad, vulnerabilidad, del valor del cuerpo vivo, de existir.

Mínimos detalles de lo cotidiano son objeto de gratitud: una sonrisa, un amanecer, la lluvia, la risa de un

niño, la solidaridad de una familia en tiempos de duelo, el regreso de un ser amado, el

encuentro con los amigos, la salud… poder respirar…hasta lo inefable de la maternidad. Es un

acto originario, no utilitario.

Agradecer es una actitud humana y, al igual que la empatía, es algo natural en el hombre,

inclusive reconocemos gratitud en los animales…como, por ejemplo, cuando nuestro perro nos

“espera” y al vernos regresar muestra “alegría” y hace movimientos corporales y ruidos, que

nos hacen pensar en una gran felicidad y hasta agradecimiento fiel hacia nosotros. Gratitud es

abrirte al espacio sagrado del otro, es reverencia que se muestra. Es aceptación plena y

reconocimiento. La gratitud es análoga a la música que se conforma de silencios en el flujo

vital de la existencia.

Dar gracias es cuestión de fe, fe en lo que aparece, aunque no quieras, aunque no creas…en

última instancia es descubrir el fenómeno prodigioso de la vida: de nacer, ¡de engendrar otro

ser!

Damos gracias por poder crear, por recibir, por el don y la gracia que no controlamos.

La gratitud es irrespetuosa porque no tiene un código moral, su ética rebasa la lógica hasta el

grado de agradecer lo difícil, lo feo, lo imperfecto, lo desagradable, lo que no deseábamos…

agradecemos la vida y la muerte, la luz y la obscuridad, la justicia y la injusticia, la gracia y la

desgracia, el calor y el frío… La gratitud pertenece al TAO oriental porque comprende el juego

de opuestos, el yin y el yang.

Algunos budistas contemporáneos como Matthieu Ricard creen que ser agradecido es un

hábito de la felicidad, la gratitud es entrar en sincronía con el universo.

Agradecemos la paz, porque sabemos que la guerra es una posibilidad. La gratitud es un

símbolo de concordia y armonía. Es comunicación dialógica.

Creyentes, ateos, niños y adultos… todas las culturas agradecen. Se vive la gratitud como un

signo de respeto y un símbolo de hermandad, de empatía, de comprensión y aceptación entre

los hombres.

Gracias a Dios es una frase de alivio absoluto.

En todos los idiomas existe la palabra GRACIAS, algunos ejemplos:

En lenguas indígenas:
náhuatl, tlasojkamati; zapoteco, xquixhepelli; maya, niib óolal, yuum bo’otik; totonaca, paxkatkatsini; mixteco, tixa’vi, taxa’vixiñ; tarahumara, matétera ba; mazahua, pokjú; otomí, jamädi.

En otros idiomas:
arameo, twdy; hebreo, todah; alemán, danke; inglés, thank you; francés, merci; en hindi, dhanyavaad; mandarín, xiexié; japonés, arigatogozaimashita.

Pero la gratitud es más que una palabra, es testimonio de vida.

Existen grandes revelaciones de gratitud en la historia, relato uno que me parece

extraordinario.

En un poema, Sagrado Corazón de Jesús, Edith Stein pone estas palabras en boca del mismo

Jesús de Nazaret trasponiéndolo a un tiempo eternamente presente:

Mira alrededor del corazón la corona de espinas que me ha trenzado la ingratitud.

¿Quieres reparar por medio del agradecimiento esta afrenta de forma que pueda encontrar algún consuelo?

Ella veía la necesidad que el cristiano tiene de encarnar el Evangelio en el mundo. Porque

“bien está el venerar al Crucificado en imágenes y fabricar crucifijos, pero mejor que las

imágenes de madera y piedra se conviertan en imágenes vivas”.

Con ese espíritu, y marcada con el número 44.074, nos relata, “me conducen en grupo –hoy, 9 de agosto

de 1942– al barracón de ´la ducha´, con la certeza de que voy a ser gaseada con ácido cianhídrico y me

convertiré así en imagen viva de Cristo.”

La gratitud es hermana del amor, de la verdad, la bondad, la unidad, la paz, la lealtad; de

la compasión, de la felicidad, del perdón y la reconciliación, es un acto de empatía, de

humildad, de sinceridad, de fraternidad, de reconocimiento, de aceptación incondicional,

de congruencia, de justicia, es epifanía espiritual …es condición indispensable para llevar al espíritu

hacia la libertad y también, paradójicamente, es un acto de libertad. Yo

puedo, quiero y decido ser agradecido.

 

Referencias bibliográficas:

Aucejo,P. (2020). Soliloquio en Auschwitz publicado En el diario Las Provincias de Valencia 11

enero 2020. www.delaruecaalapluma.wordpressRahner K.,

Imhof P. (1979). Ignatius of Loyola. Gran Bretaña: Collins.Real Academia Española (2006).

Diccionario esencial de la lengua española. España: Espasa Calpe.

Redacción animal politico (2014). Día de la Lengua Materna: 3 palabras en 8 lenguas. México:

animalpolitico.com

 

Ricard, M. (2008). Happiness, a guide to developing life´s most important skill. New York: Little,

Brown and Company.

Stein E. (2004,2005) Obras completas. Monte Carmelo, Burgos: Editorial Monte Carmelo.

———— Piezas teatrales y Poesías (Sagrado Corazón de Jesús). Monte Carmelo, Burgos:

Editorial Monte Carmelo.

————-(2004). Sobre el problema de la empatía. Madrid: Colección Estructuras y Procesos,

Serie Filosofía. Editorial Trotta.

Ana Carolina Saldaña Lemus

4422190576 anacarolina6.acsl@gmail.com

Comparte el Artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Diplomado en Logoterapia en línea!

Intro-Diplomado-en-Logoterapia-en-línea
Reproducir vídeo

 

    • Ya puedes aprender de la Logoterapia de forma virtual.
    • Estés donde estés y a la hora que tú prefieras.
    • No hay fechas fijas de inicio! Puedes empezar en cuanto te inscribes.
    • Logoforo-Academia está abierta las 24 horas, los siete días de la semana.

Deja tu Nombre y tu Email y te enviaremos nuestro Newsletter

Inscríbete a nuestro Newsletter
Más Artículos
mail_border_2

Deja tu Nombre y tu Email y te enviaremos nuestro Newsletter

Inscríbete a nuestro Newsletter

Logoforo es miembro acreditado de la
Asociación Internacional de Logoterapia y Análisis Existencial del Instituto Viktor Frankl de Viena, Austria.

mail_border_2

Deja tu Nombre y tu Email y te enviaremos nuestro Newsletter

© 2020 Todos los derechos reservados por María Teresa Lemus Flores