Conceptos básicos de Logoterapia extraídos de “El Hombre en busca de Sentido” de Viktor Frankl.

Conceptos de Logoterapia extraídos de
"El Hombre en busca de Sentido" de Viktor Frankl.

CONCEPTOS BÁSICOS DE LA LOGOTERAPIA

Logos: palabra griega que equivale a sentido, significado, propósito y palabra.
Terapia: (griego-therapeia) curación, tratamiento.
Logoterapia: tratamiento para encontrar significado y sentido a la vida.
Es una psicoterapia centrada en el sentido.

A diferencia del Psicoanálisis, corriente de Sigmund Freud, la Logoterapia mira más bien hacia el futuro, es decir al sentido y los valores de la persona. El Psicoanálisis es más introspectivo y retrospectivo que la Logoterapia, ésta es prospectiva.
Al aplicar la Logoterapia el paciente se enfrenta con el sentido de su propia vida y debe confrontar su conducta con ese sentido de la vida.
Logoterapia, se ha denominado como “La tercera Escuela Vienesa de Psicoterapia” Se centra en el sentido de la existencia humana y en la búsqueda de ese sentido por parte del hombre.
Viktor Frankl, en la Logoterapia, se basa en la voluntad de sentido, mientras que Freud, en el Psicoanálisis, se basa en la voluntad del placer, Y Alfred Adler en la voluntad del poder.

LA VOLUNTAD DE SENTIDO.

La búsqueda, por parte del hombre, del sentido de su vida constituye una fuerza PRIMARIA y no una racionalización secundaria.
Éste sentido es único y específico.
 
EL HOMBRE ES CAPAZ DE VIVIR E INCLUSO DE MORIR POR SUS IDEALES Y VALORES.
 
NOSOTROS NO INVENTAMOS EL SENTIDO DE NUESTRA VIDA, SINO QUE LO DESCUBRIMOS.
 
EL HOMBRE ES LIBRE PARA ELEGIR ENTRE ACEPTAR O RECHAZAR UNA OPORTUNIDAD QUE LA VIDA LE PLANTEA. HAY LIBERTAD PARA ACEPTAR O RECHAZAR EL SENTIDO DE LA VIDA.
 

LA FRUSTRACIÓN EXISTENCIAL.

El hombre es capaz de mal-lograr su voluntad de sentido en cuyo caso la Logoterapia habla de FRUSTRACIÓN EXISTENCIAL.
El término existencial admite tres significados distintos:

  1. Existencia misma: específicamente humana
  2. Sentido de la existencia
  3. Voluntad de SENTIDO: el afán de encontrar un sentido concreto a la existencia personal

NEUROSIS.

(NEURO Y OSIS, estado morboso). Forma de alteración de la conducta, distinta a la psicosis. Incluye diferentes tipos casos de inadaptación, fobias, histerias y obsesiones. Neurosis y psicosis poseen rasgos idénticos en cuanto a su evolución y a sus defensas dinámicas. Sin embargo, se diferencian cualitativamente en sus sistemas dinámicos respectivos. El Neurótico no deforma los hechos de su contorno; trata primero de elaborar sus conflictos dentro de él mismo y sólo luego, secundariamente, los exterioriza.

La NEUROSIS producto de la frustración existencial se le conoce como: NEUROSIS NOÓGENA.

NEUROSIS NOÓGENA.

Las neurosis noógenas no surgen por conflictos entre impulsos e instintos, surgen por problemas existenciales o espirituales. La frustración de la voluntad de SENTIDO juega un papel fundamental y primordial. Resulta obvio que la terapia apropiada para las neurosis noógenas no es la psicoterapia tradicional, sino la LOGOTERAPIA: psicoterapia que se atreve a penetrar en la dimensión espiritual, que es la dimensión genuina del ser humano.

SI UN MÉDICO NO ACIERTA A DISTINGUIR LA DIMENSIÓN ESPIRITUAL, COMO OPUESTA A LA DIMENSIÓN INSTINTIVA, GENERARÁ UNA TREMENDA CONFUSIÓN PARA EXPLICAR EL COMPORTAMIENTO HUMANO.

La logoterapia se diferencia del psicoanálisis porque concibe al hombre como un ser, cuyos intereses primordiales se inscriben en la órbita de asumir un sentido a la existencia y realizar un conjunto de valores y no en la mera gratificación y satisfacción de sus impulsos e instintos, o en el mero ajuste del conflicto interior generado por exigencias del ello, del yo y del súper yo o luchas de adaptación y ajuste al entorno circundante y sociedad.

NOODINÁMICA.

La búsqueda humana de sentido y valores puede crear una tensión interior en lugar de un equilibrio interno. Esta tensión es un requisito indispensable de salud mental.

“EL QUE TIENE UN POR QUÉ PARA VIVIR, PUEDE SOPORTAR CASI CUALQUIER CÓMO” (Palabras de Nietzsche) Palabras que son un motor de cualquier psicoterapia.

En los campos de concentración, los prisioneros más aptos para la supervivencia resultaron ser los que esperaban a alguien afuera o los que tenían una tarea o misión por concluir.
Se debe luchar por las metas, a pesar de que existan tensiones. Las tensiones son necesarias y, sin ellas, se crea un vació existencial.

EL VACÍO EXISTENCIAL.

Fenómeno muy extendido, desde el siglo XX, que se ha originado a partir de que el hombre se convirtió en un ser humanamente civilizado, perdió las tradiciones y se vio forzado a elegir; con lo que se crea un vació existencial. El hombre se ha vuelto conformista (hace lo que otras personas hacen), o totalitarista (hace lo que otras personas quieren que haga). El vació existencial se manifiesta en un estado de TEDIO (aburrimiento).

SCHOPENHAUER afirmaba que la humanidad está condenada a oscilar eternamente entre los extremos de la tensión y el aburrimiento.
Se puede observar el tedio en tiempos de ocio, en retirados, pensionados, en las denominadas neurosis dominicales (cuando las personas se encuentran el fin de semana, a solas con su intimidad vacía de sentido y dirección). Muchos suicidios se dan por éste vació existencial.

A veces el vacío existencial tiene máscaras de PODER, DINERO, PLACER, pero el vació sigue.

EL SENTIDO DE LA VIDA.

El sentido de vida difiere de un hombre a otro, de un día a otro y de una hora a otra hora. Por lo tanto, lo que importa no es el sentido de vida en formulaciones abstractas, sino el sentido concreto de la vida de un individuo en un momento determinado.

A CADA PERSONA LE ESTÁ RESERVADO UNA PRECISA MISIÓN, UN COMETIDO A CUMPLIR. NO PUEDE SER REEMPLAZADO EN SU FUNCIÓN, NI SU VIDA PUEDE REPETIRSE, SU TAREA ES ÚNICA, COMO ÚNICA ES LA OPORTUNIDAD DE CONSUMARLA.

La noción del sentido de la vida también se entiende desde el ángulo inverso: “cualquier situación plantea y reclama del hombre un reto o una respuesta a la que sólo él está en condiciones de responder.

El hombre no debe cuestionarse sobre el sentido de vida, sino debe comprender que le interroga la vida a él. La vida pregunta por el hombre, cuestiona al hombre, y éste contesta de una única manera: RESPONDIENDO DE SU PROPIA VIDA Y CON SU PROPIA VIDA. Únicamente desde la responsabilidad personal se puede contestar a la vida.

LA ESCENCIA DE LA EXISTENCIA CONSISTE EN LA CAPACIDAD DEL SER HUMANO PARA RESPONDER, RESPONSABLEMENTE, LAS DEMANDAS QUE LAS VIDA LE PLANTEA, EN CADA SITUACIÓN.

LA ESENCIA DE LA EXISTENCIA.

El énfasis en la fuerza de la responsabilidad humana se refleja en el imperativo categórico de la LOGOTERAPIA.
“Obra así, como si vivieras por segunda vez y la primera vez lo hubieras hecho tan desacertadamente, como estás a punto de hacerlo ahora”
Esta máxima estimula el sentido de la responsabilidad del hombre, invita a imaginar, en primer lugar, que el presente ya es pasado, y en segundo lugar, que el pasado es posible de enmendarse.

Este precepto enfrente al hombre con:

  • La finitud de la vida
  • La finalidad personal y existencial

Al paciente le corresponde decidir su existencia como responsabilidad social, ante su consciencia y/o ante DIOS.

La Logoterapia, no es una labor docente, ni misionera; su labor es hacer ver al paciente su espectro de valor, su horizonte existencial. No impone al paciente juicios de valor. LA VERDAD SE IMPONE POR SI MISMA.

AUTOTRASCENDENCIA DE LA EXISTENCIA: Ser hombre implica dirigirse hacia algo o alguien distinto de uno mismo, bien sea realizar un valor, alcanzar un sentido, encontrar a otro ser humano.

Cuanto más se olvida uno de si mismo, más perfecciona sus capacidades; cuanto más se afana el hombre en su autorrealización más se le escapa de sus manos.

En otras palabras, la autorrealización no es un fin sino el fruto legítimo de la propia trascendencia. El sentido de la vida cambia continuamente, pero no cesa nunca de existir.

De acuerdo con la logoterapia, podemos descubrir o realizar el sentido de la vida según tres modelos diferentes:

  1. Realizando una acción significativa.
  2. Acogiendo las donaciones de la existencia.
  3. Por el sufrimiento, a través de la actitud.

EL SENTIDO DEL AMOR.

El amor es el único camino para arribar lo más profundo de la personalidad de un hombre. Nadie es conocedor de la esencia de otro ser humano si no lo ama. Mediante el AMOR, la persona que ama posibilita al amado la actualización de sus potencialidades ocultas. El que ama ve más allá y le urge al otro a consumar sus inadvertidas capacidades personales.

El sexo está justificado, incluso santificado, en la medida en que es vehículo del amor y sólo en esa medida. El sexo es sólo un medio de la fusión absoluta y definitiva que es el AMOR.

EL SENTIDO DEL SUFRIMIENTO.

El tercer cauce para encontrar un sentido a la vida es a través del sufrimiento. Cuando uno se enfrenta con un destino ineludible, inapelable e irrevocable, entonces la vida ofrece una oportunidad de realizar el valor supremo, de cumplir el sentido más profundo:

“ACEPTAR EL SUFRIMIENTO.”

El valor no reside en el sufrimiento en sí, sino en la actitud frente al sufrimiento, en nuestra actitud para soportar ese sufrimiento. Uno de los axiomas básicos de la logoterapia mantiene que: “La preocupación primordial del hombre no es gozar del placer, o evitar el dolor, sino buscar un sentido a la vida”.

El sufrimiento no es en absoluto necesario para otorgarle un SENTIDO a la vida. El sentido es posible sin el sufrimiento o a pesar del sufrimiento. Para que el sufrimiento confiera un sentido ha de ser un sufrimiento inevitable, absolutamente necesario.

El sufrimiento evitable debe combatirse con los remedios oportunos; el no hacerlo así sería síntoma de masoquismo, no de heroísmo.

La psicoterapia tradicional tiende a restaurar en la persona la capacidad para el trabajo y para disfrutar de la vida. Esos objetivos también son compartidos por la logoterapia, aunque avanza un paso más al pretender que el paciente recupere su capacidad de sufrir.

La logoterapia busca que la persona encuentre un sentido siempre; pues para Viktor Frankl “la vida tiene sentido aún en las peores circunstancias.”

Bibliografía:
Frankl, V.E, (1946). El hombre en busca de sentido. HERDER: Barcelona

Artículo escrito por: Augusto Luis Hoyos Tello

¡Aprende más sobre la Logoterapia – Diplomado en Logoterapia en línea!

  • Ya puedes aprender de la Logoterapia de forma virtual.
  • Estés donde estés y a la hora que tú prefieras.
  • No hay fechas fijas de inicio!
  • Puedes empezar en cuanto te inscribes.
  • Logoforo-Academia está abierta las 24 horas, los siete días de la semana.
https://logoforo.com
Reproducir vídeo

 

¡Comparte esta Página!

Solo quedan:

Días

Promoción 4to. Aniversario de Logoforo Academia
35% Descuento en la compra de los 6 módulos
del Diplomado
en Logoterapia en línea.

Promoción 4to. Aniversario
de Logoforo Academia

35% Descuento
en la compra de los 6 módulos
del Diplomado
en Logoterapia en línea.