Sentido y Esperanza: objetivos de la Logoterapia para nuestra época

27/05/2009

Por Jose Arturo Luna Vargas

 

Antes de esbozar como el sentido y la esperanza pueden ser los objetivos de la logoterapia para nuestra época, es conveniente hablar de dos temas: el primero acerca de algunas crisis que afectan la humanidad actual y el segundo, definir brevemente lo que es el análisis existencial y la logoterapia.

 

1.         ALGUNAS CRISIS DEL PANORAMA MUNDIAL

1.1.       Según algunos analistas y algunos cálculos estadísticos (1), el 20% de la población mundial consume el 80% de las riquezas de la humanidad, y a su vez el 80% de la población, consume el 20% de la riqueza mundial. Este dato de por sí ya es escalofriante, demuestra la tremenda injusticia de la repartición de las riquezas, del bienestar, del desarrollo.

1.2.       De acuerdo con algunos historiadores(2), dos características de la fase del posmodernismo actual son la tendencia de muchos sectores de la humanidad hacia el nihilismo y la fragmentación, por algo el Papa Juan Pablo II hablaba de la “noche oscura de la humanidad”, la tendencia hacia la “nada”, hacia la “anomia”, la pérdida de valores, el relativismo absoluto. Con el dominio en muchos países del liberalismo económico, llega igualmente el individualismo, el darwinismo social, la fragmentación. Hay poca tendencia hacia la síntesis, mucha tendencia hacia la especialización. En nuestras grandes metrópolis vivimos fragmentados, sujetos a vivir en miles de actividades diarias, divididos, fragmentados.

1.3.       Hay amplios sectores de la población que viven una crisis o un vacío existencial, la soledad y la depresión golpean a muchas familias y personas.

1.4.       Para finalizar este breve diagnóstico, se habla de 3 grandes negocios que mueven miles de billones de dólares en el mundo. El negocio de la venta de  armas y de las guerras, la venta de seres humanos bajo diferentes formas de prostitución y esclavitud laboral, y el negocio del narcotráfico.

 

2.         ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DEL ANALISIS EXISTENCIAL Y LA LOGOTERAPIA

2.1.       El creador del análisis existencial frankliano y de la logoterapia es el psiquiatra vienés Viktor Emil  Frankl (1905- 1997), a quien tuve la fortuna de conocer en Europa y recibir algunos seminarios de formación. Viktor Frankl durante tres años sobrevivió a cuatro campos de concentración en la segunda guerra mundial. Allí en los campos de concentración perdió a su esposa, a sus padres, a su hermano, a su tío, en fin prácticamente a toda su familia, su esposa fue obligada a abortar por el hecho de ser judía. Frankl tuvo una intensa correspondencia con Freud, escribió más de 40 libros traducidos en más de 20 idiomas.

2.2.       La metaclínica del sufrimiento es uno de los aportes claves de Viktor Frankl, su libro homo patiens afronta el sufrimiento inevitable, el innecesario, el sufrimiento con sentido y el sufrimiento sin sentido, tema importantísimo en el abordaje con pacientes terminales.

2.3.       La ecuación antropológica fundamental: ser persona es igual a ser libre y ser responsable.

2.4.       La dimensión noética o espiritual es lo que caracteriza a la persona, lo que la diferencia de los otros animales, es la que permite el autodistanciamiento, en ella está la conciencia como órgano de sentido, de significado. Es la que hace posible la vivencia de la libertad: estamos condicionados por múltiples hechos biológicos, psicológicos, sociales pero no estamos determinados.

2.5.       Tenemos una voluntad de sentido, sino la desarrollamos podemos caer en la crisis existencial, no solamente tenemos una voluntad de placer (Freud), o una voluntad de poder (Adler).

2.6.       Dos racionalidades: una racionalidad filosófica, el análisis existencial frankliano, y una racionalidad técnica – científica, la logoterapia. Del macro al micro y del micro al macro(3): con el consultante o paciente si se parte de una problemática más filosófica, más holista ( por ejemplo crisis existencial), con el tiempo hay que acompañarlo a un discurso – praxis micro: las técnicas de la logoterapia,  y al contrario: si el consultante llega con un problema micro(ej: una agorafobia) habrá que acompañarlo más adelante al macro: al análisis existencial frankliano.

2.7.       ¿Qué es la logoterapia? Logoterapia quiere decir curación por medio del sentido o significado, curación por medio de la dimensión noética o espiritual, igualmente es llamada la teoría del optimismo trágico:”Detrás de todo lo absurdo o doloroso siempre podremos encontrar algo positivo, un optimismo, una fortaleza”. Es también llamada la Tercera Escuela Vienesa de Psicología (la primera fue la de Freud, la segunda la de Adler). La teoría de Frankl es ubicada por diferentes autores en la línea  del humanismo – el existencialismo y la fenomenología.

2.8.       La logoterapia es más un complemento de las psicoterapias, no es una panacea, busca el diálogo con otras metodologías, con otros enfoques, favorece una sana integración.

2.9.       La logoterapia es más la aplicación del análisis existencial y de la antropología frankliana. Son las técnicas, algunas de ellas son: la intención paradójica, la derreflexión, el grupo de derreflexión, las preguntas ingenuas, el Círculo de Diálogo Existencial, etc.

 

3.         ¿DE QUÉ MANERA EL SENTIDO PUEDE SER UN OBJETIVO DEL ANALISIS EXISTENCIAL Y DE LA LOGOTERAPIA PARA NUESTRA ÉPOCA?

3.1.       ¿Qué es el sentido? “En la singularidad irrepetible de las situaciones existenciales están encerradas potencialidades de sentido precisas que esperan ser realizadas por el individuo en cuestión y no por ningún otro. El sentido auténtico de las circunstancias singulares de la existencia es por lo tanto personal y normalmente no generalizable; de cualquier forma no es inventado o conferido por el sujeto, sino descubierto a través del dinamismo de la conciencia” (4,) “Para toda pregunta hay tan solo una respuesta, la justa; para cada problema hay solo una solución, la justa. Del mismo modo, en toda situación hay solo un sentido, el verdadero. Se trata de encontrarlo, y la conciencia viene en ayuda para tal búsqueda.(…) La conciencia es el órgano del sentido”(5)-

El sentido es lo que disminuye el sufrimiento, el dolor, es un hilo conductor que une (6), es parecido a lo que algunos psicólogos llaman  la experiencia del “ajá”, para Ricardo Peter (7) es lo que ensambla, es una explicación, un pegante que une lo fragmentado.

3.2.       Algunos ejemplos o pistas de cómo operacionalizar el sentido

3.2.1.    “Sin un sentido el aprender no tiene objeto”(N. Postman)

El análisis existencial y la logoterapia pueden ayudar a resolver el problema del sin sentido, de la crisis existencial de muchas personas o poblaciones, “en esta época nuestra, la tarea de la educación no es la de transmitir los conocimientos y conceptos, sino más bien la de afinar la conciencia de manera tal que la persona pueda percibir las exigencias, los sentidos,  encerrados en la situación única”(8).

La educación puede ser orientada al sentido. “El análisis existencial de Frankl ofrece una contribución imprescindible a la construcción de una pedagogía  fenomenológica – existencial, en cuanto a que pone al centro la cuestión crucial de toda fenomenología y el corazón mismo de toda ciencia humana: la exigencia de sentido (9).

3.2.2.    Otro campo en el cual se puede contribuir mucho es en el de impulsar el  principio de la responsabilidad, para Frankl ser persona significa al mismo tiempo ser consciente y ser responsable, el valor formal de la responsabilidad debe ser principio y fin de la intervención educativa, “la educación como capacidad de decidir”. El principio de la responsabilidad es igualmente educar a los valores y al sentido.

3.2.3.    Por medio de la orientación y de la psicoterapia se puede influir mucho en la persona: para Nolberto Acosta (10): un objetivo de la logoterapia es acompañar al consultante para que dé el paso doloroso y asuma su libertad y su responsabilidad. Igualmente para Martha Guberman (11) un objetivo de la orientación en logoterapia es el de acompañar a la persona para que descubra un proyecto de sentidos y significados de vida y tenga el coraje de ejecutarlos.

3.2.4.    Un problema que afecta a muchas poblaciones es el del vacío existencial o crisis existencial. Para Frankl esto se debe a dos hechos: la pérdida de los instintos animales básicos que daban seguridad y que en el proceso evolutivo hacia el homo sapiens se perdieron, haciendo al hombre más libre, capaz de elegir pero también creándole en muchos momentos una angustia. El segundo hecho que explicaría el vacío o la crisis existencial tiene que ver con la pérdida de las tradiciones, con la caída de los grandes relatos (12). La logoterapia puede ayudar a la recuperación crítica de las tradiciones, de las raíces, de la identidad en muchos de los jóvenes, de las personas e igualmente, por medio de varias técnicas, ayudarlas a superar la crisis o el vacío existencial, ayudarlas a encontrar un sentido, un significado.

3.2.5.    Hay unas frases del maestro Hillel que impactaron mucho a Frankl y que nos pueden ayudar a completar nuestro análisis:

“Si no lo hago yo, ¿quién lo hará?
Si no lo hago ahora, ¿cuándo lo haré?
Si lo hago pensando solo en mi mismo, ¿quién soy yo?”

La primera frase nos hace ver la importancia y lo imprescindible de nuestro actuar personal, desde este punto de vista cada persona es única y de ella se necesita su acción. Debemos comenzar a cambiar, a transformar el mundo, empezando cada uno de nosotros, sin esperar que el otro dé el primer paso.

La segunda frase nos hace ver la importancia fundamental del momento presente, del aquí y el ahora. Cada aquí y ahora tiene un sentido y un significado único e irremplazable. Aquí igualmente es bueno recordar la importancia que Frankl le daba al hecho de recordar algunas veces que algún día tenemos que  morir y el hecho de saber que tenemos que morir, nos ayuda a encontrarle el sentido y significado al aquí y al ahora, la sal, el sabor, el gusto al momento presente. Igualmente el saber que tenemos que morir no nos debe hacer pesimistas sino activistas: aún podemos crear cosas, algún día no podremos hacerlo más.

La tercera frase nos recuerda que nuestro actuar no debe fijarse solo en las consecuencias que tiene para cada uno de nosotros, sino que nuestro actuar también  va a afectar al otro, a nuestro entorno. El sentido y significado de alguna manera va ligado a los demás, a la relación con el otro: Frank decía “ser persona es buscar algo o alguien fuera de mi mismo, una persona a quien amar o una idea por la cual luchar, solamente en la medida en que la persona se trasciende de esta forma, es que se realiza como persona”(13).

 

4.         ¿DE QUÉ MANERA LA ESPERANZA PUEDE SER UN OBJETIVO DEL ANALISIS EXISTENCIAL Y DE LA LOGOTERAPIA PARA NUESTRA ÉPOCA?

4.1.       ¿Qué es la esperanza? Desde el análisis existencial a nivel micro podemos decir que así como Frankl dice que “haber sido es la mejor forma de seguir existiendo”, análogamente frente a la esperanza, podemos decir: “como pude, podré” (14). Si miramos nuestro pasado veremos como hemos vencido miles de obstáculos, momentos difíciles de nuestra vida, donde pensamos que no podíamos superar los traumas, los dolores, y después de 10, 20, 30, 50 años nos sorprendemos e incluso hasta reímos al recordar como salimos adelante. Una filósofa italiana, Chiara Lubich dijo alguna vez cuando cumplió los 80 años: “Si a los 18 años yo hubiera visto mi futuro y hubiera sabido lo que iba a sufrir hasta los 80 años, me habría muerto del susto,  hoy que tengo 80 años, me sorprendo y me maravillo de saber como superé todos esos problemas, y hoy quisiera vivir muchos más años”.

Nuestra esperanza no es un hecho romántico, utópico en cuanto conceptos ingenuos o abstractos, la esperanza que queremos transmitir y tratamos de vivir es un hecho real, concreto: así como he podido vencer mil traumas y dolores de mi pasado, así también podré superar este momento doloroso que vivo ahora, no importa cuántos minutos, semanas, años tengan que pasar, sé que lo lograré e igualmente sé y estoy convencido de que la vida tiene sentido bajo cualquier circunstancia, de que nada es al azar, de que todo lo que sucede es para algo, que puedo pasar del ¿por qué a mi? Al¿ para qué? , en cualquier clave de lectura puedo encontrar sentido.

El análisis existencial y la logoterapia pueden transmitir a la persona, a la sociedad, al mundo estas convicciones, estas prácticas.

Ya para finalizar, desde una perspectiva más macro, queremos decir dos palabras sobre el monoantropismo y la cosmopolítica de las cuales habló Frankl, conceptos que  pueden ayudar a cambiar a las personas, al mundo, el monoantropismo es la teoría o sueño de Frankl de ver el mundo como una familia, así como Martin Luther King o Gandhi o Jesús soñaron, y de alguna forma millones de personas en el mundo van adelante. Para Frankl la cosmopolítica debe ser la administración de la polis, de la humanidad. Una humanidad fraterna. Hace algunos pocos años en un congreso en México, unos pocos soñadores, creamos el FMI, Fondo Monoantrópico Internacional, diferente al Fondo Monetario Internacional, por medio del cual muchos donamos una pequeña y voluntaria cantidad de dinero para ayudar a crear proyectos productivos solidarios que impulsen el monoantropismo y la cosmopolítica, quiero invitarlos a todos ustedes a que soñemos y recordemos lo  que alguien dijo: para hacer realidad un sueño primero hay que soñar, nuestra invitación es que impulsemos y contagiemos a todas las personas que encontremos a nuestro alrededor  para que vivamos la triada positiva que hemos creado e impulsado en el Instituto Colombiano de Logoterapia: FRATERNIDAD, CORAJE Y ESPERANZA. Gracias.

{ 0 Comentarios… add one now }

Deje un comentario

Entrada previa:

Entrada siguiente:

DAU