El mito del fracaso

Puede que esto te tome de sorpresa, pero el fracaso es una ilusión. Nadie fracasa en nada.

Todo lo que haces produce un resultado. Si estás intentando aprender a atrapar una pelota y alguien te la tira y se te cae, no es que hayas fallado. Sencillamente, se ha producido un resultado. La pregunta real es qué hacer con los resultados que produces. ¿Te vas llorando por haber fallado atrapando la pelota, o dices “Tírame otra” hasta que terminas por atraparlas? El fracaso es un juicio.

No es más que una opinión. Procede de tus miedos, que pueden ser eliminados con amor. Amor por ti mismo. Amor por lo que haces. Amor por los demás. Amor por tu planeta. Cuando tienes amor dentro de ti, el miedo no puede sobrevivir.

Reflexiona acerca del mensaje que hay en esta antigua sabiduría: “El miedo llamó a la puerta. El amor contestó, y no había nadie”.

Esa música que oyes en tu interior, urgiéndote a que asumas riesgos y persigas tus sueños es tu conexión intuitiva con el propósito que hay en tu corazón desde que naciste.

Sé entusiasta en todo lo que hagas. Ten esa pasión, sabiendo que la palabra “entusiasmo” significa literalmente “El Dios (enthos) interior (iasm)”. La pasión que sientes es Dios dentro de ti, que está picoteándote para que te arriesgues y seas la persona que eres.

Me he dado cuenta de que los riesgos que se perciben no son para nada tales riesgos, una vez que transciendes tus miedos y dejas que entren en ti el amor y el respeto por ti mismo. Cuando produces un resultado del que los demás se ríen, a ti también te da la risa.

Cuando te respetas a ti mismo, tropezar te permite reírte de ti mismo como tropezador ocasional. Cuando te amas y te respetas a ti mismo, la desaprobación de alguien no es nada que haya que temer o evitar.

El poeta Rudyard Kipling declaró: “Si puedes alcanzar el triunfo y el desastre, y tratas a esos dos impostores por igual… Tuyos son el corazón y todo lo que hay en él”. La palabra clave aquí es “impostores”.

No son reales. Sólo existen en la imaginación de la gente.

Sigue a tu cerebro derecho, escuchando cómo te sientes e interpretando tu propio y exclusivo estilo musical. No tienes que temer a nada ni a nadie, y no volverás a sentir jamás ese terror a estar yaciendo algún día en tu lecho de muerte diciendo: “¿Y qué pasa ahora si toda mi vida he estado equivocado?”. El compañero invisible que está sobre tu hombro derecho te va a pinchar cada vez que te estés apartando de tu propósito. Te va a obligar a que tomes conciencia de tu música. Así que escúchalo, y no te mueras sin haber sacado tu música.

Dr. Wayne Dyer

¡Inscríbete a nuestro Newsletter!
boletín logoterapia
Regularmente enviamos información relevante sobre la Logoterapia a través de nuestro Newsletter.
Para inscribirte a nuestro Newsletter por favor deja tu nombre y email.
En cualquier momento que ya no quieras recibir más información de nosotros podrás des-inscribirte.

Comentarios

    • Ma. Teresa Lemus de Vanek

      Sí, si la culpa es neurótica; la culpa por no ser perfecto! Pero no olvidemos que ésa es distinta a la culpa real de haber actuado con malicia; ésta no es una ilusión, es una señal de la conciencia para responsabilizarnos.

  1. MAURICIO GALLEGOS ZAPIEN

    SIEMPRE HE CREIDO QUE LOS MIEDOS NACEN EN LA IMAGINACION
    DE LO RACIONAL DE LO CONCIENTE, ES UNA DE LAS TRES PARTES FUNDAMENTALES QUE CREO
    CONFARMAN MI SER INDIVIDUAL, ME OLVIDO CONTANTEMENTE LAS LAS OTRAS DOS, ESPIRITU
    Y CUERPO, ME ES DIFICIL INTEGRAR LAS TRES PARA MI EQUILIBRIO, ES CUANDO SOBREVIENE EL
    MIEDO, EN OCACIONES MAS DE UNA, ME VENCE EN LO COTIDIANO CON LA FRUSTRACION CON LA ANGUSTIA, SI LOGRO REIRME DE MIS MIEDOS A VECES LIBERO MI SER NEUROTICO OBCESIVO.

    SALUDOS, MAURICIO.

  2. Angela

    Con la lectura y reflexion de estos pensamientos, las tenazas del miedo que me aprisonan parecen que fueran abandonando su presión. Son de gran ayuda para quien tenga la oportunidad de conectarse con ellos.

  3. MAURICIO GALLEGOS ZAPIEN

    HOLA BUENOS DIAS, PODER DESDRAMATISAR A TRAVEZ DE LA RISA DE SI MISMO
    RESPECTO A LO QUE QUISIERAMOS QUE OCURRA EN NUSTRAS VIDAS, ES UNA FORMA DE
    ENTENDER QUE EXISTEN DOS REALIDADES CONSTANTES UNA LA QUE NOS IMAGINAMOS Y OTRA
    LA QUE PALPAMOS LA QUE SUFRIOMOS O GOZAMOS, CUANDO ESTAS REALIDADES SE ALEJAN DEMACIADO, NOS FRUSTRAMOS, PERO SI NOS ACOSTUMBRAMOS A DIFERENCIAR AMBAS REALIDADES
    APRENDEMOS A ESTAR MAS EN LA REALIDAD TANGIBLE Y MENOS EN NUESTRA REALIDAD IMAGINADA,
    NOS HACEMOS MENOS DAÑO Y VIVIMOS CON MENOS MIEDOS (FRUSTACIONES), NO SIGNIFICA
    DESECHAR NUETRA REALIDAD IMAGINADA SOLO SER CONCIENTES QUE SOLO VIVE EN NUETRA IMAGINACION.
    A MI ME FUNCINA RIENDOME CUANDO QUIERO QUE LAS COSAS SEAN COMO ME LAS IMAGINO.
    SALUDOS, MAURICIO GALLEGOS ZAPIEN.

  4. Liliana Aristizábal

    Estoy descubriendo todo esta experiencia de la logoterapia, y este artículo me ha parecido excelente, porque la vida moderna, con sus presiones sociales, si que conllevan, a padecer a estos grandes impostores del éxito y el fracaso, y cuando comienzan a humanizarse, y a permitirnos descubrir que son prismas de una misma mirada, vamos ganando seguridad y confianza , para continuar en la búsqueda de sentido. Mil gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>