El sitio de la Logoterapia. 16 años orientando a una vida con sentido.

Emociones expresadas, emociones superadas. Pensamiento positivo.

Emociones expresadas, emociones superadas. Pensamiento positivo.

En el libro – Emociones expresadas, emociones superadas- Ciara Molina, psicóloga y escritora de crecimiento y gestión emocional habla sobre el tema de los pensamientos positivos o negativos y cómo podemos elegir qué camino tomar.

Los pensamientos negativos generan gran malestar, su manifestación común es la ansiedad. La mente se encuentra ante un conflicto al que no sabe dar solución y los mecanismos de alerta de nuestro cerebro se activan dando lugar a sensaciones físicas y mentales poco agradables. Éstas provocan un desequilibrio en nuestro comportamiento armonioso, desde cambios de hábitos hasta pérdida de control sobre la realidad, sensación de tristeza, irritabilidad y, sobre todo, alteraciones psicosomáticas.

En cambio, los pensamientos positivos, provocan todo lo contrario a nivel emocional. Estamos convencidos de que, sea cual sea la situación en la que estemos, encontraremos la manera de resolverla sin salir perjudicados. De ahí que tengamos manifestaciones de felicidad, bienestar, amor y salud física.

Una actitud adecuada ante un evento o situación puede favorecer la aparición de pensamientos adaptativos que nos ayuden a buscar soluciones a lo que estamos viviendo. ¿Qué beneficios concretos produce el pensamiento positivo?

Potencia el optimismo y con él la valoración que uno hace de sí mismo -autoestima-. Nos sentimos más preparados para resolver problemas y establecer relaciones. Ayuda a que nos reconozcamos en un estado de paz interior que favorece la comunicación de uno mismo y con los demás. Activa la voluntad de la persona por resolver cualquier situación, acompañada de una acción que ayude a dicha resolución.

Supone un incremento de la creatividad, lo que favorece el estado de ánimo. Mejora la memoria y atención, al no tener ruidos que distorsionen esta forma de pensar. La variabilidad de la frecuencia cardiaca se normaliza, lo que ayuda al buen funcionamiento del organismo. Favorece el estado de relajación reduciendo las hormonas del estrés -adrenalina y cortisol- y la secreción de endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad.

Pero, ¿cómo podemos aplicarlo en la cotidianidad?

Para dar respuesta a esta incertidumbre me voy a detener en el último punto: las endorfinas.
Todos ansiamos encontrar la fórmula de la felicidad, pero pocos creemos saber su composición. Como hemos podido ver, la felicidad es un estado interno que depende en gran medida de nuestro patrón de pensamiento, pero ¿sucede algo más en nuestro cerebro que favorezca dicho proceso? Si, el trabajo de las endorfinas.

Las endorfinas son un grupo de hormonas que se forman naturalmente en el cerebro y que al ser liberadas aumentan el umbral del dolor, favoreciendo de esta manera una sensación analgésica que hace que se alcance el estado de bienestar emocional.

¿Cómo podemos ayudar a nuestro cerebro para que produzca endorfinas? Exponiéndolo a sensaciones agradables, como la música, la comida, los olores, el acto sexual, el ejercicio físico, la risa, los baños de sol, las aficiones e incluso el contacto con sustancias picantes. En definitiva, cualquier actividad o situación en la que experimentemos ese ‘sentirse bien’. Viene a ser un espiral que se retroalimenta, hacer lo que nos gusta produce endorfinas y a su vez, las endorfinas hacen que las cosas nos gusten.

Quizá no sepamos lo que nos gusta en un momento dado, porque nuestro sistema emocional parece taparlo cuando no nos sentimos muy bien, pero algo si tenemos claro: sabemos lo que no nos gusta. Éste es un buen punto de partida para entrenar nuestra mente a que sea más positiva. Es tan importante ejercitar el cerebro en su parte racional como en su parte emocional, por lo que dedicarse un tiempo para sentirse bien se convertirá en la mejor de las medicinas. Si conseguimos con nuestra actitud tener una mente receptiva a los momentos agradables que vivimos, nos estaremos acercando mucho más a la tan ansiada fórmula de la felicidad.

Si aprendemos a reconocer en nuestro pensamiento las limitaciones o malestares que nos presenta, cambiarlas por ideas o afirmaciones agradables o positivas nos proporcionará una paz interior que hará que nos comprendamos, aceptemos y nos perdonemos, eliminando así todo -ruido- y escogiendo lo que queremos en todo momento.

El simple hecho de tomar conciencia de que nosotros tenemos el control sobre el estado emocional que nos provoca determinada situación hace que nos sintamos más alegres y seguros, ya que de pronto nos reconocemos como los dueños absolutos de nuestras propias vidas.

Desde esta perspectiva, los obstáculos o crisis a los que nos enfrentamos son una excelente vía para conocernos dentro del malestar y crecer personalmente en el camino del desarrollo como seres humanos. Dejamos de ver los errores como fracasos y comenzamos a transmutar esa experiencia de forma que nos resulte beneficiosa o necesaria para seguir evolucionando.

En definitiva, como dijo Gandhi, la felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía.

Bibliografía: Emociones expresadas, emociones superadas de Ciara Molina.
Resumen realizado por Elisa Vanek

Artículos relacionados

  • Hablar de cáncer, específicamente de cáncer de mama, es referirse a un arco iris de emociones y de los sentimientos más profundos de una mujer, es recorrer su historia, mirar su feminidad, enamorarse de su maternidad, percibir su sensualidad, tocar su sensibilidad

  • La conciencia. Del libro “El espíritu desde Viktor Frankl” de Pablo René Etchebehere. Ed. Agape Transcripción realizada por Elisa Vanek Lemus En primer lugar debemos aclarar que el término conciencia en castellano refiere tanto al “estado de despierto”, al estado de claridad- lo cual trata a la conciencia en términos de teoría del conocimiento- como también a la “conciencia moral”.…

  • El amor, en efecto, se revela como uno de los dos aspectos de eso que yo llamo la autotrascendencia de la existencia humana […], el hecho antropológico fundamental de que el ser humano remite siempre, más allá de sí mismo, hacia algo que no es él: hacia algo o hacia alguien, hacia un sentido que el hombre colma o hacia…

Comparte el Artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Diplomado en Logoterapia en línea!

Intro-Diplomado-en-Logoterapia-en-línea
Reproducir vídeo

 

    • Ya puedes aprender de la Logoterapia de forma virtual.
    • Estés donde estés y a la hora que tú prefieras.
    • No hay fechas fijas de inicio! Puedes empezar en cuanto te inscribes.
    • Logoforo-Academia está abierta las 24 horas, los siete días de la semana.

Videos sobre Logoterapia

Logoforo ofrece videos gratuitos de Logoterapia y desarrollo personal para poner a tu alcance herramientas de crecimiento para todos.

Más Artículos

mail_border_2

Deja tu Nombre y tu Email y te enviaremos nuestro Newsletter

Inscríbete a nuestro Newsletter

Logoforo es miembro acreditado de la
Asociación Internacional de Logoterapia y Análisis Existencial del Instituto Viktor Frankl de Viena, Austria.

mail_border_2

Deja tu Nombre y tu Email y te enviaremos nuestro Newsletter

© 2021 Todos los derechos reservados por María Teresa Lemus Flores