logoforo.com
El sitio de la Logoterapia. 16 años orientando a una vida con sentido.

¿Cómo dar sentido a nuestra vida? A la luz del libro, Martes con mi viejo profesor.

¿Cómo dar sentido a nuestra vida? A la luz del libro, Martes con mi viejo profesor.

 

¿CÓMO DAR SENTIDO A NUESTRA VIDA?

A la luz del libro, Martes con mi viejo profesor.

 

Por: Yolanda Susaeta.

El libro Martes con mi viejo profesor de Mitch Albom relata un testimonio extraordinario que enseña la lección más valiosa: cómo dar sentido a nuestra vida.

Martes con mi viejo profesor narra la experiencia vivida por Mitch Albom con Morrie Schwartz, uno de sus profesores de la universidad, al que vuelve a ver por casualidad muchos años después en una entrevista en televisión, en la que se entera de que su viejo profesor sufre ELA, una enfermedad degenerativa. Albom entra de nuevo en contacto con él y le propone verse todos los martes. Durante estos encuentros, tiene la oportunidad de plantearle las grandes preguntas que siguen inquietándole y de hallar consejo y aliento para su propia vida en las sabias palabras del maestro.

Nos encontramos ante un relato extraordinario, que nos enseña a ver la vida de otra manera, sin dejarnos llevar por la inercia que tiende a imponer el sistema. En definitiva, nos encontramos ante uno de esos relatos que hacen que te plantees cuestiones esenciales y que deja una huella inolvidable. Las lecciones de vida que plantea se pueden recoger en los siguientes puntos:

  • La visión del mundo.
  • Sentir lástima de uno mismo.
  • Los arrepentimientos.
  • La muerte.
  • La familia.
  • Las emociones.
  • El miedo a envejecer.
  • Cómo perdura el amor.
  • El matrimonio.
  • Nuestra cultura.
  • El perdón.
  • El día perfecto.
  • El adiós.

A continuación, voy a ir recogiendo a partir del propio texto del libro de Martes con mi viejo profesor los relatos que están íntimamente relacionados con la logoterapia. Quiero destacar que, el método narrativo que utiliza el autor refleja la técnica del diálogo socrático que se utiliza en logoterapia. A través de los encuentros semanales que tienen Mitch Albom con Morrie Schwartz, éste le va ayudando a plantearse las cuestiones últimas de sentido de una manera dialógica, experiencial y deductiva.

¿Has tenido realmente alguna vez un maestro? ¿Un maestro que te viera como algo en bruto pero precioso, como una joya que, con sabiduría, podía pulirse para darle un brillo imponente? Si tienes la suerte suficiente para encontrar el camino que conduce a maestros así, siempre encontrarás el camino para volver a ellos. A veces, sólo está en tu cabeza. A veces está junto a sus lechos.

Mi viejo profesor impartió la última asignatura de su vida dando una clase semanal en su casa, junto a una ventana de su despacho, desde un lugar donde podía contemplar cómo se despojaba de sus hojas rosadas un pequeño hibisco. La clase se impartía los martes. La asignatura era el sentido de la Vida. Se impartía a parir de la experiencia. La enseñanza prosigue.

 

  • VOLUNTAD DE SENTIDO, LIBERTAD Y SENTIDO DE LA VIDA.

La logoterapia entiende que a la persona no le es suficiente sólo en su vida la satisfacción biopsicológica y social, sino algo más, ya que alberga dentro de sí la voluntad de realizar algo en su vida cargado de sentido.

El ser humano puede orientarse hacia unos valores porque tiene libertad para decidirse a realizarlos. Según la visión de la logoterapia cuando falta la orientación hacia el sentido y los valores puede surgir la frustración, vacío existencial y neurosis noógena.

Esta voluntad de sentido y falta de ella se ve claramente recogida en los siguientes extractos del libro Martes con mi viejo profesor:

Voluntad de sentido del profesor.

“Pero mi viejo profesor había tomado una decisión profunda, una decisión que había empezado a forjar desde el día en que salió de la consulta del médico con una espada suspendida sobre la cabeza. ¿Voy a consumirme y a desaparecer, o voy a sacar el mejor partido posible del tiempo que me queda?, se había preguntado. No estaba dispuesto a consumirse. No estaba dispuesto a avergonzarse de morir. Por el contrario, haría de la muerte su proyecto final, el centro de sus días. Dado que todo el mundo iba a morir, él podría ser muy valioso, ¿no es así? Podía ser materia de investigación. Un libro de texto humano. Estudiadme en mi fallecimiento lento y paciente. Observad lo que me pasa. Aprended conmigo. Morrie estaba dispuesto a atravesar ese puente definitivo entre la vida y la muerte y a narrar su viaje. ¿Voy a retirarme del mundo, como hace la mayoría de la gente, o voy a vivir? Decidí que iba a o vivir o que al menos iba a intentar vivir, tal como quiero, con dignidad, con valor, con humor, con compostura. Algunas mañanas lloro mucho y estoy en duelo por mí mismo. Algunas mañanas estoy muy enfadado y muy amargado. Pero no dura demasiado. Después, me levanto y me digo: quiero vivir…  De momento, he sido capaz de hacerlo. ¿Seré capaz de seguir así? No lo sé. Pero apuesto conmigo mismo a que lo seré.

Estoy haciendo el último gran viaje, y la gente quiere que les diga qué equipaje deben preparar.

Se había creado una crisálida de actividades humanas (conversación, trato, afecto), y ésta llenaba su vida como un cuenco de sopa que rebosa.

  • Depositamos nuestros valores en cosas equivocadas.
  • Las cosas materiales no pueden servir de sucedáneo del amor, ni de la delicadeza, ni de la ternura, ni del sentimiento de camaradería.
  • El dinero no sirve de sucedáneo de la ternura, y el poder no sirve de sucedáneo de la ternura. Te puedo asegurar, como que estoy aquí sentado muriéndome, que cuando más lo necesitas, ni el dinero ni el poder te darán el sentimiento que buscas, por mucho que tengas de las dos cosas.
  • ¿Sabes qué es lo que te da satisfacción de verdad?
  • ¿Qué?
  • Ofrecer a los demás lo que puedes dar.

Frustración de la voluntad de sentido del alumno: Vacío existencial.

Después de los funerales, mi vida cambió. Me pareció de pronto que el tiempo era precioso, como agua que se perdía por un desagüe abierto, y que toda la prisa con que yo me moviera era poca. Me sumergí en los éxitos, porque creía que los éxitos me permitirían controlar las cosa, me permitirían apurar al máximo hasta el último fragmento de felicidad antes de ponerme enfermo y morirme como había muerto mi tío, lo que yo suponía que era mi sino natural. Tenía ocupados mis días, pero seguía insatisfecho durante buena parte del tiempo.

Recordé otra cosa que me había dicho Morrie: “Son muchas las personas que van por ahí con una vida carente de sentido. Parece que están medio dormidos, aun cuando están ocupados haciendo cosas que les parecen importantes. Esto se debe a que persiguen cosas equivocadas. La manera en que puedes aportar un sentido a tu vida es dedicarte a amar a los demás, dedicarte a la comunidad que te rodea y dedicarte a crear algo que te proporcione un objetivo y un sentido.

Yo me sentía confuso y deprimido. Aunque los trabajos para la televisión y para la radio eran unos complementos agradables, el periódico había sido mi cordón umbilical, mi oxígeno; cuando veía impresos mis artículos cada mañana, sabía que estaba vivo, al menos en un sentido. Ahora, lo había perdido… Todo lo que yo había conocido estaba patas arriba.

Las personas no han encontrado sentido en sus vidas, por eso corren constantemente buscándolo. Piensan el próximo coche, en la próxima casa, en el próximo trabajo. Y después descubren que esas cosas también están vacías, y siguen corriendo.

  • VALORES: CREATIVOS, VIVENCIALES Y DE ACTITUD.

Según la Logoterapia hay tres caminos para buscar el sentido. El primero es a través de los valores creativos que se manifiestan en el hacer y producir. El segundo se realiza por medio de los valores vivenciales como es el amor. Y el tercero son los valores de actitud que ayudan a transformar el sufrimiento en logro. Estos valores de actitud tienen su base en la vivencia de la libertad y la responsabilidad ante la propia vida.

Valor vivencial:

  • La verdad es que la gente de hoy no tiene cimientos, no tiene una base segura, si no es la familia.
  • Esto es parte de lo que es una familia, no es sólo amor, sino también hacer saber a los demás que hay alguien que está velando por ellos. Es lo que yo echaba tanto en falta cuando murió mi madre, lo que yo llamo “la seguridad espiritual” de uno: saber que tu familia estará allí, velando por ti. Nada en el mundo te dará eso. Ni el dinero. Ni la fama.
  • Si quieres tener la experiencia de ser completamente responsable de otro ser humano y de aprender a amar y a estrechar lazos de la manera más profunda, entonces debes tener hijos.

Valor de actitud:

Pero también me estaba quedando claro, por su valor, por su humor, por su paciencia y por su franqueza, que Morrie estaba viendo la vida desde un lugar muy diferente del de cualquier otro conocido mío. Desde un lugar más ano. Desde un lugar más sensato. Y estaba a punto de morirse.

  • COMPRENSIÓN INTEGRAL Y UNITARIA DEL SER HUMANO.

La logoterapia comprende a la persona de manera integral y unitaria, partiendo de que es un ser histórico y en proyecto, lo que puede llegar a ser. Además, para la logoterapia uno de los riesgos actuales de nuestra cultura es el antropocentrismo, es decir, endiosar al hombre y hacerlo absoluto. La clave está en el monontrapismo, es decir, en creer en una sola humanidad para todos.

Antropocentrismo:

  • Lo mismo pasa con las mujeres que no son lo bastante delgadas, o con los hombres que no son lo bastante ricos. No es más que lo que nuestra cultura quiere hacernos creer. No te lo creas.

Dimensión antropológica del ser humano, ser en proyecto:

  • Mira, vivas donde vivas, el defecto mayor que tenemos los seres humanos es que somos cortos de vista. No vemos lo que podríamos ser. Deberíamos estar viendo nuestras posibilidades, dando de nosotros al máximo hasta llegar a ser todo lo que podemos.

 

Monontrapismo:

  • Si nos viésemos más semejantes, podríamos estar muy deseosos de unirnos a una gran familia humana de este mundo, y de ocuparnos de esa familia del mismo modo que nos ocupamos de la nuestra. Invierte en la familia humana. Invierte en las personas. Construye una pequeña comunidad con los que amas y con los que te aman.

 

  • DIMENSIÓN ESPIRITUAL DEL SER HUMANO.

La antropología logoterapéutica comprende al ser humano desde una visión integral evitando los reduccionismos (biologicismo, psicologismo, sociologismo). Los reduccionismos entienden al ser humano desde una sola de sus dimensiones olvidando la dimensión específicamente humana, la espiritual que nunca enferma.

  • Aprende a morir y aprenderás a vivir.
  • Las cosas a las que dedicas tanto tiempo, todo ese trabajo que haces, podrían parecerte menos importantes. Podrías tener que hacer sitio a cosas más espirituales.
  • ¿Cosas espirituales?
  • ¿Ves eso? Tú puedes salir allí fuera, al aire libre, en cualquier momento. Puedes dar una vuelta a la manzana corriendo y hacer locuras. Yo no puedo hacerlo. No puedo salir. No puedo correr. No puedo estar allí fuera sin miedo a ponerme enfermo. Pero ¿sabes una cosa? Yo aprecio esa ventana más que tú.
  • ¿La aprecias?
  • Sí. Me asomo a esa ventana todos los días. Advierto los cambios de los árboles, la fuerza del viento. Es como si viera realmente el paso del tiempo por esa ventana. Como sé que mi tiempo casi se ha agotado, me siento atraído por la naturaleza como si la viera por primera vez.

Hacia el final de la entrevista, la cámara encuadró a Morrie –Koppel no salía siquiera en la imagen, sólo se oía su voz en off-, y el entrevistador preguntó a mi viejo profesor si quería decir algo a los millones de personas a las que había conmovido. Aunque su intención no fue aquélla, yo no pude evitar pensar en el momento en que a un condenado a muerte le preguntan si quiere decir unas últimas palabras.

  • Sed compasivos –susurró Morrie-. Y sed responsables los unos de los otros. El mundo sería un lugar mucho mejor con sólo que aprendiésemos estas lecciones.

Respiró, y después añadió su mantra:

  • Amaos los unos a los otros, o pereceréis.
  • Ted, esta enfermedad me está golpeando el espíritu. Pero no se adueñará de él. Se adueñará de mi cuerpo. No se adueñará de mi espíritu.
  • Estoy negociando con Él, el de arriba, ahora mismo. Le estoy preguntando: “¿Se me concede un puesto de ángel?” Era la primera vez que Morrie reconocía que hablaba con Dios.

 

  • AUTODISTANCIAMIENTO Y AUTOTRASCENDENCIA.

El autodistanciamiento es la capacidad que tiene el ser humano de distanciarse no sólo del mundo, sino también de sí mismo. La autotrascendencia es la capacidad de orientarse hacia cualquier cosa o persona que etá más allá de sí mismo (un significado que realizar u otra existencia humana que encontrar). Es decir, salir de uno mismo sin dejar de ser uno mismo, encuentro con el otro, con el mundo, diálogo con uno mismo, relación con la trascendencia.

Autodistanciamiento:

  • Esta cultura no te anima a pensar esas cosas hasta que estás a punto de morirte. Estamos muy absortos en asuntos egocéntricos, en nuestra carrera profesional, en la familia, en tener dinero suficiente, en pagar la hipoteca, en comprarnos un coche nuevo, en arreglar el radiador cuando se rompe; estamos muy ocupados con billones de actos pequeños que sólo sirven para salir adelante. De modo que no adquirimos costumbre de contemplar nuestras vidas desde fuera y decirnos: ¿esto es todo?, ¿es esto todo lo que quiero?, ¿me falta algo?

Autotrascendencia:

  • Ahora que estoy sufriendo, me siento más cerca que nunca de la gente que sufre. Siento su angustia como si fuera la mía propia.
  • ¿Quieres que te diga lo que más estoy aprendiendo con esta enfermedad?
  • Que lo más importante de la vida es aprender a dar amor y a dejarlo entrar.

 

  • LIBERTAD, RESPONSABILIDAD Y CONCIENCIA.

La libertad está basada en el autodistanciamiento y es la capacidad interior de la persona para tomar la vida en sus manos. La responsabilidad basada en la autotrascendencia es concreta y existe para cada persona y en cada situación. La conciencia es la facultad de descubrir y localizar ese único sentido que se esconde detrás de cada situación.

Contra el determinismo de la cultura: libertad y responsabilidad:

Morirse no es más que una de las cosas que nos entristecen, Mitch –dijo Morrie de pronto-. Vivir infelices es otra cosa. Muchos de los que vienen a visitarme son infelices.

  • ¿Por qué?
  • Bueno, para empezar, la cultura que tenemos no hace que las personas se sientan contentas consigo mismas. Estamos enseñando cosas equivocadas. Y uno ha de tener la fuerza suficiente para decir que si la cultura no funciona no hay que tragársela. Uno tiene que crearse la suya. La mayoría de las personas no son capaces de hacerlo. Son más infelices que yo, aun en la situación en que me encuentro ahora.

Culpabilidad vs Responsabilidad:

  • A mí me desgarraba el sentimiento de culpabilidad pues pensaba que debería estar haciendo algo por él, y me consumía la ira por su negativa a concedernos el derecho a hacerlo.
  • Quizás fuera éste uno de los motivos por los que me sentía atraído por Morrie. Él me dejaba estar donde mi hermano no quería dejarme estar.

Conciencia:

  • De modo que nos engañamos acerca de la muerte –dije yo.
  • Sí. Pero existe un planteamiento mejor. El de saber que te vas a morir y estar preparado en cualquier momento. Eso es mejor. Así, puedes llegar a estar verdaderamente más comprometido en tu vida mientras vives.

 

  • TRIADA TRÁGICA: LA MUERTE INEVADIBLE.

Otro de los conceptos antropológicos claves dentro de la Logoterapia es la “triada trágica de la vida”: el sufrimiento inevitable, la culpa inexcusable y la muerte inevitable.

Ante la muerte inevitable podemos encontrar un sentido como motivación para actuar y vivir de forma responsable.

La verdad, Mitch – me dijo, es que cuando aprendes a morir, aprender a vivir. ¿Y el hecho de enfrentarse a la muerte lo cambia todo?

  • Pues, sí. Te quitas de encima todas esas tonterías y te centrar en lo esencial. Cuando te das cuenta de que te vas a morir, lo ves todo de una manera muy diferente.

Lo único que yo sabía era esto: Morrie, mi viejo profesor, no había entrado en el negocio de la autoayuda. Estaba en la vía del tren oyendo el silbido de la locomotora de la muerte, y tenía muy claras las cosas importantes de la vida.

Yo deseaba aquella claridad. Todas las almas confusas y atormentadas que yo conocía deseaban aquella claridad.

  • Pregúntame cualquier cosa –decía siempre Morrie.

Así que yo escribí esta lista: La muerte, el miedo, la vejez, la codicia, el matrimonio, la familia, la sociedad, el perdón y una vida con sentido.

En todo el tiempo que duró su enfermedad, Morrie no abrigó nunca la esperanza de poderse curar. Era realista hasta la exageración. Una vez le pregunté si, suponiendo que alguien pudiera agitar una varita mágica y curarle, se convertiría él con el tiempo en el hombre que había sido antes.

Él sacudió la cabeza.

  • No puedo volver atrás. Ahora soy un ser diferente. Tengo actitudes diferentes. Aprecio de una manera diferente mi cuerpo, lo que no hacía plenamente antes. Soy diferente en cuanto al modo de abordar las grandes preguntas, las preguntas definitivas, las que no se pude quitar uno de encima. Ésa es la cuestión, ya ves. Cuando pones los dedos en las preguntas importantes, ya no te puedes apartar de ellas.
  • ¿Y cuáles son las preguntas importantes?

Tal como yo lo veo, están relacionadas con el amor, la responsabilidad, la espiritualidad, la conciencia.


Yolanda Susaeta

Santiago de Chile, 22 de febrero de 2021

racerosusaetayolanda@gmail.com

Trabajadora social por la Universidad del País Vasco, España. Especialista en Logoterapia y Análisis Existencial por la Asociación Española de Logoterapia en Madrid, España. Estudiante Magister Trabajo Social con Familias en contextos de diversidad sociocultural por la Universidad Católica de Chile. Académica y supervisora de prácticas Trabajo Social Universidad Tecnológica de Chile.

 

 

Artículos relacionados

  • Dos nuevas publicaciones de Colección Sentido de Ediciones LAG están ya a la venta. Ética para Errantes de Ricardo Peter y Pedagogía de las alturas, Logoterapia y educación de Daniele Bruzzone.

  • Herramienta para la exploración de tu Sentido de vida. ¿Tus propósitos tienen que ver con lo que te hace sentido? Te ofrecemos una herramienta de auto-descubrimiento que puede ser útil para elegir tus nuevos propósitos y vivir con una mayor sensación de plenitud. Tu sentido de vida. Reflexión personal. Las siguientes preguntas tienen la intención de llevarte a reflexionar y…

  • Entrevista realizada a Tere Lemus de Vanek por Eli Martínez en el programa Ser Uno. El tema: El arte de soltar y el sentido de la vida. Soltar es fluir. Cuando no se tiene un sentido en la vida, las personas se aferran a situaciones, actividades, relaciones, hábitos que ya no nutren pero que ´tapan' el vacío. La vida no…

Comparte el Artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Diplomado en Logoterapia en línea!

Intro-Diplomado-en-Logoterapia-en-línea
Reproducir vídeo

 

    • Ya puedes aprender de la Logoterapia de forma virtual.
    • Estés donde estés y a la hora que tú prefieras.
    • No hay fechas fijas de inicio! Puedes empezar en cuanto te inscribes.
    • Logoforo-Academia está abierta las 24 horas, los siete días de la semana.

Videos sobre Logoterapia

Logoforo ofrece videos gratuitos de Logoterapia y desarrollo personal para poner a tu alcance herramientas de crecimiento para todos.

Más Artículos

mail_border_2

Deja tu Nombre y tu Email y te enviaremos nuestro Newsletter

Inscríbete a nuestro Newsletter

Logoforo es miembro acreditado de la
Asociación Internacional de Logoterapia y Análisis Existencial del Instituto Viktor Frankl de Viena, Austria.

mail_border_2

Deja tu Nombre y tu Email y te enviaremos nuestro Newsletter

© 2021 Todos los derechos reservados por María Teresa Lemus Flores

¡Deja tu Nombre y tu Email y te enviaremos nuestro Newsletter!

Recibe Gratuitamente Noticias sobre Logoterapia y Psicología Humanista.

This is Tooltip!