SMAEL

Las aplicaciones de la Logoterapia

26/03/2009

Roberto Vecco

 

APLICACIONES DE LA LOGOTERAPIA

 

I. LOGOTERAPIA COMO ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA

La Logoterapia como Antropología Filosófica constituye un modelo para estudiar, definir y comprender al Ser-Humano (Antropología) desde la filosofía Existencial. Dice Viktor E. Frankl: “No existe una psicoterapia sin teoría del hombre y una filosofía de vida subyacente” 

El Ser Humano para la Logoterapia es un Ser Tridimensional compuesto por una dimensión orgánica-somática donde se realizan los procesos fisiológicos, una dimensión psicológica de los procesos psíquicos-emocionales y una dimensión propia del Ser-Humano denominada dimensión Noética . Esta visión antropológica tiene su origen en Nicolai Hartmann y Max Scheler .

Lo Biológico, Psicológico y Noético no sólo son los tres componentes del hombre, sino tambien producen manifestaciones inseparables, equivalentes y complementarias, por lo que ningún método de investigación, técnica terapeútica o filosofía que pretenda tener una visión honesta e integral sobre el Ser-Humano debería ubicarse más cerca o lejos de alguno de sus otros dos componentes. Por ello, Frankl nos presenta al Ser-Humano desde esta concepción antropológica como “Unidad a pesar de la diversidad”, es decir, a pesar de que el hombre se encuentra constituido por dimensiones diferentes, estas constituyen un todo inseparable. “El Hombre no es cuerpo, mente y espíritu, sino Cuerpo-Mente-Espíritu”. El hombre visto desde la Logoterapia no puede resumirse a la sumatoria de tres palabras separadas, es más bien el resultado de la unión inseparable de estos tres componentes que dan como resultado una serie de manifestaciones propias y únicas a cada situación y a cada individuo.

El eje de la Logoterapia es pues el Ser-Humano, pero no visto desde la perspectiva única del conocimiento científico, o mejor dicho, de una de las innumerables ciencias que se han desarrollado para dicho objetivo (biología, medicina, psicología, genética, sociología, antropología, etc.), tampoco analizado desde una perspectiva meramente filosófica, sino estudiado y comprendido desde una visión integral científica y filosófica, tanto en lo teórico (conceptos) y lo práctico (la vida cotidiana), pero sobre todo integrando sus mecanismos internos (procesos biológicos, fisiológicos, dinámicas psíquicas conscientes e inconscientes, procesos cognitivos y conductuales, etc.), las expresiones únicas de su especie (razón y consciencia, auto-trascendencia, arte, religión, misticismo, búsqueda de sentido, etc.), las reacciones o formas de experimentar situaciones límites donde surge toda la expresión de su ser (enfermedad, sufrimiento, culpa, muerte, angustia, etc.) o manifestaciones individualidades donde el hombre se distingue a nivel individual, del resto de su especie en su forma de crear, experimentar o actuar ante estímulos similares. Podríamos con esta definición entender entonces la Logoterapia como un “Compendio de lo Humano”, que engloba en su visión del Ser-Humano, cualquier conocimiento, idea o manifestación que contribuya a tener una imagen más clara sobre su significado.

Desde esta perspectiva la Logoterapia no debería limitarse a ser entendida a un enfoque nacido de Frankl, sino como una tendencia de estudio del Ser-Humano donde se incluyen cuestiones tan diversas como la fisiología y morfología de las células, la genética, la neuroanatomía, el desarrollo de la personalidad, el sub-consciente, el morir humano, el amor, el fenómeno religioso y artístico, el trabajo, la ciencia y la tecnología, la influencia de la cultura en la vida del hombre, la psicopatología, las relaciones sociales, la filosofía, la teología, la historia, etc. Desde esta concepción, es deber pues del Logoterapeuta ahondar en un conocimiento cada vez más profundo del hombre sin dogmas, a través de una actitud y rectitud científica y filosófica.

Considero que mientras más conozcamos al Ser-Humano, mejor responderemos a la pregunta sobre el hombre, mejor comprenderemos la esencia de la logoterapia, nuestra intervención terapéutica será mucho más efectiva y nuestra vida más plena.

Claudio Naranjo, refiriéndose a la forma en la cuál la Terapia Gestáltica creada por Fritz Perls incorpora diversas técnicas psicológicas a su enfoque nos dice: “Sin embargo, de ninguna manera nos sentimos inclinados a considerar la terapia gestáltica como una mezcla de enfoques o meramente como un enfoque ecléctico. Así como tampoco pensamos que la música de Bach sea una mezcla de previos estilos italianos, alemanes y franceses (aunque, en cierto modo, lo es), sino que nos impresiona más la peculiaridad de una síntesis emergente que el reconocimiento de sus componentes, de modo que el nuevo edificio de la terapia gestáltica nos impresiona más que los viejos ladrillos” . Del mismo modo lo más impresionante en Frankl no es su modo de sistematizar al Ser-humano para desarrollar una metodología de estudio (Antropología Filosófica), técnicas terapéuticas (Logoterapia Específica e Inespecífica, Análisis Existencial y Medical Ministry o “Cura Médica de Almas”) o una filosofía de vida, sino más bien la forma en la cuál es posible plantear una visión integral del hombre, sin perder la objetividad o caer en el objetivismo.

A esto agregamos lo dicho por Elisabeth Lukas: “Frente al dilema descrito, los conceptos desarrollados por Viktor E. Frankl demuestran genialidad, pues transforman la desventaja señalada en un logro magistral. Sin ambigüedades, Frankl enfoca su Logoterapia en el hombre como un todo. Ese es el lugar indiscutible que le corresponde”

II. LOGOTERAPIA Y ANÁLISIS EXISTENCIAL COMO TERAPIA

Un dato importante es considerar el contexto geográfico-histórico-cultural en el cuál nació la Logoterapia. En aquel entonces el Psicoanálisis se encontraba en pleno crecimiento y ya dominaba el campo cultural de la psicología y la terapia en la mayor parte de Europa. A este fenómeno psicoanalítico se sumaban los disidentes de Sigmund Freud, como de Alfred Adler o Carl Jung, que debido a diferencias con el Psicoanálisis clásico habían fundado sus propios enfoques (El propio Viktor E. Frankl antes de desarrollar la Logoterapia y el Análisis Existencial, fue discípulo de Freud y luego de Adler). El desarrollo de los métodos científicos de observación y experimentación desarrollados por el Conductismo a su vez generaron una corriente opuesta al psicoanálisis, separando aún más la brecha entre las diversas dimensiones del ser-humano y dándole a la mayoría de los fenómenos humanos o conductas la categoría de meros efectos causados por condicionamientos de origen biológico o sociales previamente aprendidos.

Según Efrén Martinez Ortiz: “La Logoterapia es una psicoterapia adecuada al espíritu de los tiempos, pues intenta dar respuesta los males de la época. En varias de las conferencias dictadas por el fundador de esta escuela, se argumentaba que cada época trae sus propias neurosis y esta es una época de neurosis de índole espiritual, refiriéndose con ello a que a diferencia de la época vivida antes de la segunda guerra mundial, en donde las neurosis eran interpretadas como represiones del impulso sexual o producto de la ambición de poder y sentimientos de inferioridad, al mal desarrollo de los procesos de aprendizaje, hoy en día los pacientes se quejan de una sensación constante de vacío , una frustración existencial que en palabras de Elisabeth Lukas se manifiesta en el aburrimiento, la indiferencia, la sensación de falta de sentido, el vacío interior, la ausencia de metas, la apatía, el desaliento y la insatisfacción ante la vida”.

El Dr. Etcheverry se refiere a la intervención logoterapeútica de la siguiente manera: “La Logoterapia se aplica a resolver uno de los conflictivos “ser y estar en el mundo” y así como no le otorga exclusividad al dolor humano, resiste la presión de los “reducidores de hombres… Los verdaderos logoterapeutas se reconocen parciales y relativos, pero necesarios (y, a veces, muy necesarios). Ser parcial es admitir otro costado: Aún en el dolor humano por el sin-sentido, no siempre es la terapia el punto de inflexión adecuado, sino que otros procedimientos se prestan quizás a ser utilizados con mayor beneficio. Insisto una vez más: El pensamiento frankliano no debe reducirse a una “terapia”, por más que e uso haya conferido a la palabra “Logoterapia” un alcance que excede sus límites pertinentes”.

Según Elisabeth Lukas, el objetivo científico de la Logoterapia clínica consiste en superar los reduccionismos y el plano bidimensional, con el fin de investigar hasta que punto las fuerzas espirituales del hombre se pueden movilizar para:

1. Eliminar Frustraciones Espirituales.

2. Corregir trastornos psíquicos.

3. Aliviar dolencias (Psico) Somáticas.

La Visión Antropológica del Ser-Humano desarrollada por la Antropología Filosófica es inseparable de la aplicación técnica de la Logoterapia, Eugenia Fizzoti, discípulo principal de Viktor E. Frankl sistematiza los fundamentos antropológicos en base a tres puntos de partida: 1). El hombre es fundamentalmente libre lo cual no quiere decir que no está sujeto a ningún condicionamiento de carácter biológico, psicológico, sociológico, cultural, religioso, pero sí conserva siempre la radical posibilidad de asumir una actitud al respecto de los condicionamientos. 2). El hombre no busca como motivación primaria de actuar la satisfacción del placer (como lo subraya el psicoanálisis de Freud o la del poder, como lo sostiene la psicología individual de Adler), mas bien, es guiado por una voluntad de sentido (y es, en ésta perspectiva, que lea palabra griega logos es interpretada como sentido de la vida), que se manifiesta en una continua tensión entre la realidad existencial y en que debe vivir y el mundo de los valores que se presenta como llamado y desafío. 3). La vida del hombre conserva siempre un sentido suyo propio, a pesar de las limitaciones de la edad, de la salud inestable, de los sufrimientos, de los fracasos en el campo profesional o afectivo.

Según Viktor E. Frankl los cinco aspectos del análisis existencial y la logoterapia son:

1) Análisis Existencial como explicación de la existencia personal.

2) Análisis Existencial como terapia de neurosis colectivas.

3) Análisis Existencial como Cura Médica de Almas.

4) Logoterapia como terapia específica de neurosis noógenas.

5) Logoterapia como terapia no específica.

Resumiendo lo dicho, la Logoterapia como técnica terapéutica tiene 3 aplicaciones:

a) LOGOTERAPIA. Que puede ser específica (directa) o inespecífica (indirecta).

b) ANÁLISIS EXISTENCIAL.- Que puede ser explicación de la existencia personal o abordaje de las neurosis colectivas.

c) MEDICAL MINISTRY (Traducido como CURA MÉDICA DE ALMAS)

TABLA 7. Aplicaciones de la Logoterapia y el Análisis Existencial

LOGOTERAPIA

ANÁLISIS EXISTENCIAL

MEDICAL MINISTRY

Directa (Específica)

Problemas noógenos

Explicación de sobre

la Existencia Personal

Proceso de humanización, valorización de la dignidad humana y del Encuentro que complementa (o debería complementar todo proceso de acompañamiento terapeútico).

1. LOGOTERAPIA

En palabras de José Benigno Freire que nos parece pertinente citar: “En resumen, y en esta aproximación introductoria, la logoterapia es un método de psicoterapia que se define por emprender su posición médica desde la dimensión espiritual del hombre y servirse de la fuerza de lo espiritual en su acción terapeútica, acción que se desarrolla, habitualmente, según un procedimiento dialogal que pretende situar al paciente frente a la búsqueda del sentido de su existencia, de su existencia individual y concreta”.

? LOGOTERAPIA DIRECTA (ESPECÍFICA): Se ocupa de los problemas directos de la dimensión Noética y Existencial. Como la Neurosis Noógena, el vacío existencial, suicidios, ansiedad ante la muerte, etc.

? LOGOTERAPIA INDIRECTA (INESPECÍFICA): Se ocupa de trastornos más generales y comunes complementando otros enfoques terapéuticos con sus aportes, tales como fobias, trastornos de la sexualidad, trastornos del estado del ánimo, etc.

2. ANÁLISIS EXISTENCIAL

Análisis Existencial como explicación sobre la Existencia Individual.

El Análisis Existencial es un método terapeútico que parte de lo filosófico hacia lo psicológico, sin excluir los aspectos orgánicos o psicológico-emocionales de la persona. Busca ayudar al paciente a responder a las 3 cuestiones básicas de la filosofía existencial: ¿Qué es el hombre? ¿Quién soy yo? y ¿Para qué existo?

El Análisis Existencial es un análisis “sobre la” existencia humana y no “de” la existencia, ya que la existencia en si misma no puede ser analizada. Marta Guberman y Eugenio Perez Soto definen de una forma muy comprensible este concepto: “Se entiende por Análisis Existencial la interpretación y caracterización de la existencia concreta, que se realiza a través de la biografía del “análisis de la existencia”, sino “análisis sobre la existencia”, ya que la existencia en sí es un fenómeno primario e irreductible”.

El Psicoanálisis tiende a tornar consciente lo psíquico. La Logoterapia torna consciente lo espiritual. Se la concibe como un análisis de la existencia, que se esfuerza por hacer que el hombre cobre conciencia de su responsabilidad. La cual significa siempre responsabilidad ante un deber que puede se interpretado cuando partimos de un sentido concreto de la vida humana.

Alrededor de los años 30, Frankl usó la expresión “Existenzanalyse”, como alternativo a Logoterapia, aperturando una nueva etapa en su sistema terapéutico. Desde entonces la logoterapia quedó integrada con el análisis existencial. Poco a poco sumando la necesidad de incluir la dimensión espiritual del hombre en la antropología y la terapia, surge la necesidad de desarrollar un método que torne consciente la visión antropológica propuesta, sobre todo su naturaleza básicamente espiritual, orientando al hombre a asumir su responsabilidad. Poco a poco fueron perfeccionándose ambos sistemas, sin embargo la diferencia entre uno y otro suele ser una de las principales confusiones e inquietudes de las personas que inician el estudio de la Logoterapia. Según Viktor E. Frankl: “La Logoterapia y el Análisis existencial, ambos son las dos caras de una misma teoría. Es decir, la Logoterapia es un método de tratamiento psicoterapeútico, mientras que el Análisis Existencial representa una orientación antropológica de investigación”

Al pretender el análisis existencial ser un método psicoterapéutico, se dirige de manera especial al modo de ser neurótico, y ello como a algo deteriorado o quebrantado: algo caído víctima de la neurosis. Su meta última será, pues, hacer al hombre (aquí concretamente al neurótico) consciente de su ser responsable, o también traer a su conciencia el tener responsabilidad de su propio ser”.

Nos dice Viktor E. Frankl: “El Análisis Existencial despierta la conciencia de ser responsable y esta se acrecienta a base de una tarea concreta y personal: misión. El hombre que comprende el sentido peculiar de su propia existencia singular, se sentirá paralizado en las situaciones difíciles de la vida (…) Es el Análisis Existencial el que descubre el sentido del sufrimiento, quien revela que el dolor y la pena forman parte de la vida, del mismo modo que la indigencia, el destino y la muerte. El querer amputarle a la vida esto sería quitarle su forma propia y específica. (…) La misión que el hombre tiene que cumplir en la vida existe siempre, necesariamente, susceptible de ser cumplida. Lo importante para el Análisis Existencial es que el hombre sienta y viva su responsabilidad en cuanto al cumplimiento de todas y cada una de sus misiones, tal como en cada caso se le planteen, cuanto mejor comprenda el carácter de misión que la vida tiene, tanto mayor sentido tendrá su vida para él”.

Análisis Existencial como tratamiento de las neurosis colectivas.

Referencia General al Espíritu de la Época: Cada época tiene su propio espíritu. A lo largo de la historia del mundo occidental podemos observar como cada etapa diferente de la historia era acompañada de ciertos patrones de conducta y pensamiento. La época del renacimiento iniciado a mediados del siglo XV se caracteriza por un retorno a los conceptos clásicos de Grecia, a la belleza, el arte y el humanismo, es un espíritu de grandes cambios, descubrimientos y creaciones de origen artístico, filosófico y científico lo que domina entonces la época hasta el siglo XVI. Luego el Romanticismo iniciado en Inglaterra y Alemania se propaga a partir del siglo XVIII con un espíritu de exaltación de la personalidad individual, el valor de lo subjetivo y las emociones, oposición a las normas y convenciones clásicas, de los valores heroicos, las pasiones, los conceptos de identidad colectiva de tipo social y nacionalistas. Luego de las grandes revoluciones intelectuales, sociales, económicas e industriales que precedieron a la crisis de 1929 y a la Segunda Guerra Mundial, el mundo desarrolló una batalla entre las dos más grandes potencias Estados Unidos y la Unión Soviética caracterizado por un espíritu de tensión y competencia ideológica entre Capitalismo y Comunismo, vivido con grandes cambios entre cada década. Si bien es cierto se aceleró el proceso de innovaciones científicas, tecnológicas, filosóficas, intelectuales, culturales y artísticas; se lograron grandes niveles de consciencia política, movilizaciones pro-humanistas y participación activa de toda clase de naciones y grupos minoritarios (Mujeres, hombres de raza negra, naciones oprimidas por gobiernos pro-imperialistas, movimientos homosexuales, etc.), fue también una época caracterizada por altos índices de deshumanización, experimentos científicos y manipulación política-económica cuyos campos de entrenamiento fueron sobre todo los países sub-desarrollados. El desenlace de esos conflictos desembocado en la caída del comunismo y del muro de Berlín, con la victoria de Estados Unidos dio pie al libre a un proceso de desarrollo de la economía americana, a la importación de su cultura y modo de vida hacia otros pueblos, conocido como Globalización. Actualmente vivimos influidos bajo el espíritu de la Globalización, que determina ciertos patrones de pensamiento y conducta tanto a nivel individual como colectivo.

 

{ 2 Comentarios… Lealo(s) oagregue uno }

Luis Mario Cardenas July 31, 2009 at 5:13 pm

¡Muy completo el articulo!En especial fue de mucho apoyo la diferencia entre logoterapia como metodo o tecnica terapeutica y el analisis existencial como metodo antropologico de investigacion de la propia existencia; como la logoterapia puede ser complementaria de otras tecnicas y como se aborda la naturaleza espiritual de la persona en el momento en que esta encuentra su sentido o mision particular

Reply

Roberto Vecco April 11, 2010 at 7:17 am

Gracias Mario

Un saludo desde Perú

Roberto.

Reply

Deje un comentario

Entrada previa:

Entrada siguiente:

DAU