SMAEL

Crisis de adolescencia: ¿Quién soy, a dónde voy…, para qué?

13/08/2012

¿Quién soy, a dónde voy…, para qué?

La búsqueda de identidad es un proceso que aunque se da a  lo largo de toda la vida, es sin duda en la adolescencia en donde ésta se forja con más fuerza, ya que es en esta etapa en donde la personalidad comienza a afirmarse con más solidez. Este proceso incluye en gran medida las experiencias vividas en la infancia, todo lo que las personas que estuvieron cerca durante  nuestra formación nos hicieron creer y sentir respecto a nosotros mismos, lo que nos reflejaron sobre lo que hacemos bien y mal (cualidades y defectos),  lo que nos caracteriza tanto  en el nivel físico como en el psíquico (mente), afectivo,  etc., dándonos una idea general de lo que somos como persona. A partir de ese concepto que ya tenemos, al llegar a la adolescencia  es que vamos construyendo nuestra identidad conforme vamos  sintiendo la necesidad de descubrirnos para así definir nuestra personalidad. La necesidad de tener respuestas ante cuestionamientos existenciales tales como: ¿quién soy?, ¿cuál es mi camino?, ¿para qué estoy aquí?…. nos lleva a ir edificándonos como seres humanos.
Como adolescentes tendemos a movernos  mediante una necesidad muy evidente de pertenencia. La unión es una necesidad inherente al ser humano; parte importante de la vida es  poder compartirla con los demás y en este compartir,  ser capaces de enriquecernos mediante los valores que observamos en otros, o sea, aquellas características positivas que hacen del otro una persona valiosa, digna de poseer nuestra admiración por alguna o algunas razones, lo cual nos motiva a querer hacer las cosas mejor. Cuando esta dinámica de  intercambio se da de esta manera, las relaciones nos aportan motivación y sentido,  sin embargo en una etapa como lo es la adolescencia, en donde los cimientos de la verdadera identidad se encuentran inestables, esta necesidad de pertenencia puede ser peligrosa debido a que buscamos ser parte de,  y en esta búsqueda es fácil comenzar a adoptar las ideologías y las formas de comportarse y de ver el mundo de otra persona, asumiendo su identidad como propia en lugar de únicamente asumir lo que nos inspira de esa persona para integrarlo a lo que queremos ser, a nuestra propia identidad, perdiendo así toda autenticidad. Dicho de otra manera, en lugar de ir construyendo a nuestra persona por medio de características que alguien posee y que  decidimos interiorizar y asumir como propias porque identificamos que nos dan satisfacción, elegimos o tomamos  algo que ya está construido sin partir de algo propio. Cayendo en esa trampa, nuestra identidad resulta inestable y frágil (debido a que no es realmente nuestra) pudiendo quedarse de esta manera por el resto de nuestra vida sin que siquiera identifiquemos alguna vez que nuestra personalidad débil se debe a que nuestra identidad nunca se forjó adecuadamente.

 

“Contrariamente al animal, el hombre carece de instintos que le digan lo que tiene que hacer y, a diferencia de los hombres del pasado, el hombre actual ya no tiene tradiciones que le digan lo que debe ser. Entonces, ignorando lo que tiene que hacer e ignorando también lo que debe ser, parece que muchas veces ya no sabe tampoco lo que quiere en el fondo. Y entonces sólo quiere lo que los demás hacen (conformismo), o bien, sólo hace lo que los otros quieren, lo que quieren de él (totalitarismo).
(Ante el vacío existencial, pág 11. Ed. Herder, 1982)

 

Si somos capaces de  comenzar a ver  la adolescencia no sólo como esta etapa en la que “todo es difícil”, sino como una oportunidad de crecimiento, de cambios hacia lo positivo, de construcción personal, podemos ver  la posibilidad de descubrirnos, de pulir nuestros recursos personales para crear una identidad que nos permita afrontar la vida con más fortaleza, seguridad y resiliencia.
Hablando logoterapéuticamente, podemos darle sentido a esta etapa que puede resultar tan difícil y dolorosa al comenzar  a verla como un proceso de evolución, un punto de partida hacia un camino (que es la vida) con más herramientas y recursos y por lo tanto, un camino más esperanzador.

La logoterapia (terapia del sentido, entendiendo el sentido como significado) nos habla de una crisis por la que todo ser humano pasa eventualmente, se trata de la crisis existencial: (o neurosis noógena), entendiendo  esta  neurosis como un sufrimiento del alma que no ha descubierto su significado. Significados que serán aún más difíciles de encontrar si no nos conocemos, si no tenemos clara nuestra identidad.

¿Por qué existo?… Una pregunta que sin duda llega en muchas etapas de nuestra vida, sin embargo, siendo la adolescencia un proceso donde encontramos mucho cambio y mucha confusión en diferentes niveles, este tipo de crisis puede presentarse más a menudo y si no es resulta adecuadamente puede convertirse  en un estado crónico. Cuando esto sucede, el sin-sentido que la ocasiona se vive de manera permanente, dándonos la sensación de estar “perdidos”, sin rumbo, sin la orientación que el sentido nos da…

 

Viktor Frankl: “Nuestra búsqueda por el sentido está tan profundamente integrada a la condición humana, que no podemos evitar “buscar sentido”, hasta que creamos haberlo hallado”.

 

¿Qué puede hacer un adolescente para evitar caer en esta crisis durante su proceso de descubrimiento?

Viktor Frankl, creador de la Logoterapia, propone 3 caminos por medio de los cuales el hombre puede descubrir cuál es el sentido de su existencia a través de los valores.

Valores de creación: Son aquellos mediante los cuales el ser humano tiene la posibilidad de DAR algo al mundo.  Y no se trata de algo externo sino de algo que surge de mí, algo interno, algo que soy capaz de crear o de transformar.

Valores de experiencia: A través de estos valores tengo la capacidad de recibir lo que el mundo y la naturaleza me ofrecen. Estos valores me permiten tener vivencias estéticas, ya sean creadas por Dios o por el hombre). El encuentro YO-TU tan necesario en el ser humano es también un valor de experiencia.

Valores de actitud: Estos valores se dan siempre que un hombre se enfrenta a un destino que no le deja otra opción más que afrontarlo. “Es en el sufrimiento dónde se manifiesta la grandeza del ser humano”.

 

En conclusión, desde una perspectiva logoterapéutica, el adolescente puede, en el transcurso de su difícil camino (en donde el valor de la actitud es de gran apoyo) encontrarse a sí mismo y lograr construir una personalidad sólida, estable y genuina con una visión más esperanzadora, una visión que va más allá de los aspectos negativos por los que en esta etapa se pasa.
Si un adolescente le encuentra sentido a este proceso, viéndolo no como una etapa de la cual quiere salir cuanto antes, sino como una etapa llena de herramientas de crecimiento, se verá con una perspectiva muy distinta, en la cual se intenta “despertar de nuestra existencia dormida a una más libre, más creativa…” (V. Frankl), llenando así de sentido esta etapa,  reconciliándonos  con ella, viéndola como un período lleno de potencialidades.

 

 

{ 6 Comentarios… Lealo(s) oagregue uno }

JORGE TOLEDO August 18, 2012 at 10:14 am

Muy interesante el artículo, actualmente trabajo con adoelscentes y quisiera informaciónn sobre alguna especialidad con abordaje logoterapeútico.

Reply

Ma. Teresa Lemus de Vanek August 21, 2012 at 10:16 pm

En nuestra sección de Ligas encontrarás la dirección de SMAEL con su programa de especialidad, allí verás toda la información. Gracias Jorge.

Reply

eva chavez August 22, 2012 at 4:57 pm

Estimada Ma. Teresa,
actualmente llevo la formación en Logoterapia en Perú. Tengo una pregunta, respecto a este tema, hay algun tipo de material como libros o lecturas que puedo recomendarle a un adolescente para que pueda ir conociendose y comprendiendo lo que le sucede, como complemento a la terapia.

Agradeceré tu respuesta y motivación por difundirnos la Logoterapia.

Gracias.

Reply

jorge c. ramírez August 23, 2012 at 8:18 am

soy guatemalteco y se ha dado un repunte en suicidios en adolescentes hay mucho que hacer,, si pueden mandar mas información agradeceré gracias

Reply

diana December 10, 2012 at 12:44 pm

en paraguay con quien puedo contactarme, estoy en ciudad del este.
o si por intertnet puedo comunicarme con alguien…

Reply

diana December 10, 2012 at 12:45 pm

una persona me recomendo que haga esto, devido a unos problemitas que tengo en cuanto a desiciones.

Reply

Deje un comentario

Entrada previa:

Entrada siguiente:

DAU