Construyendo mi identidad. La búsqueda de sentido y de identidad en el adolescente.

No se nace joven, hay que adquirir la juventud. Y sin un ideal, no se adquiere.
José Ingenieros

Para Sócrates los jóvenes de su tiempo eran unos tiranos, para Aristóteles tenía una importancia absoluta adquirir hábitos en esa etapa, para Rousseau la juventud era el momento de estudiar la sabiduría, para Víctor Hugo “los cuarenta eran la edad madura de la juventud; los cincuenta la juventud de la edad madura”. Para el novelista español, Mateo Alemán, la juventud no es un tiempo sino un estado del espíritu. Pero, quizá la frase o la caracterización de la juventud de José Ingenieros, que menciona que no se nace joven sino que se debe adquirir la juventud a través de un ideal; es la que más coincide con la idea de que el joven, de manera más evidente, busca el sentido de su vida y construir su identidad.
Erickson describe la adolescencia como la etapa en la que la persona debe lograr la identidad en la ocupación, papel de género, política y religión y se puede construir la identidad o llegar a una confusión de roles. “No hay otra fase del ciclo de la vida en la cual la promesa de hallarse y la amenaza de perderse estén tan estrechamente unidas”, menciona Erickson. En esta etapa el joven tiene que ir integrando lo que ha sido con lo que promete ser en el futuro.
Alejandro de Barbieri Sabatino, en su articulo “Un sentido para todas las edades”, refiere que en la adolescencia la pregunta por la vida está muy relacionada a la pregunta de la identidad y se puede explicar por el mito de Orestes. Éste consiste en la muerte de la madre por Orestes, pero como explica Alejandro de Barbieri “obviamente, la moraleja no consiste en que cada uno de nosotros debe tomar un arma y matar a su madre; pero si que rompamos las cadenas que nos atan a la madre o el padre de una manera condicionada. Es decir, -si quieres que te apoye debes complacerme y ser la hija o el hijo que yo espero que seas-.
Pero esto es necesario para que la persona, en palabras de Barbieri, pueda “dar el golpe mortal y nacer a su propia vida”. Es una etapa en la que se cuestionan las creencias que han sido transmitidas por los padres, y donde el joven tiene que decidir con cuales se queda y cuales desecha. La adolescencia es un periodo donde existe el duelo y el sufrimiento pero también la alegría de irse descubriendo.
Pero, ¿cómo irse descubriendo? Ya se observó cómo el joven tiene que eliminar ciertas cosas para poder construir su propia identidad. Ahora, ¿cómo encontrarle un sentido a su propio existir? Es importante mencionar que para Frankl el sentido no se crea, se descubre. El mismo, Viktor Frankl menciona “he encontrado mi sentido de vida ayudando a los otros a encontrar un sentido en su vida” (pg.9). Y si, a través de la ayuda que brindó a otros jóvenes, Frankl, pareciera que descubrió su propio sentido. Con tan solo 22 años de edad ya se habían abierto, por iniciativa suya, varios centros de consultoría psicopedagógica para jóvenes, quienes encontraron acogida, comprensión y una orientación sobre cómo solucionar sus problemas.
En la adolescencia, más que nunca, surgen las preguntas y las dudas: ¿Quién soy? ¿Qué quiere la vida de mí? ¿Qué quiero estudiar? ¿A qué me quiero dedicar? ¿Por qué ya no pienso que mis padres son perfectos? ¿Por qué la sociedad no es tan justa como pensaba cuando era niño? ¿Por qué las injusticias? ¿Por qué las enfermedades? ¿Por qué la muerte de los seres queridos? La logoterapia invita a transformar esos por qués en para qués. Invita a buscar un sentido a través de las experiencias significativas, de la actitud elegida ante los momentos adversos, a través de lo que creamos, ya sea artísticamente o en una labor o trabajo, mediante servir al otro o dedicarse a la lucha por una causa.
Hoy en día en los medios de comunicación está el discurso de que ser joven es vivir el presente al máximo, experimentar todo sin pensar en las consecuencias, vivir en los superfluo y ser como el resto. Sin embargo, cuando en la logoterapia se habla de encontrarse en las experiencias, se refiere a disfrutar y vivir el presente pero desde el ser consciente, responsable y libre. No es un vivir el presente sin considerar el pasado o el futuro. ¡No!. Es qué actitud tomar hacia el pasado que ya no puedo cambiar y darse cuenta que el futuro se va construyendo en el diario vivir.
Es urgente, que en nuestra sociedad se rescate esa búsqueda de sentido intensa que caracteriza a los jóvenes; no significa que tengan que tener un ideal grandioso o que vayan a ser los salvadores del mundo, aunque mal no hace soñarlo; sino que les podamos dar la oportunidad y la confianza para poder descubrirle un sentido a cada día. Como diría José Ingenieros, que tengan un ideal para así poder construir su propia identidad y tener una prolongada juventud.
Autor: Alejandra Hoyos en colaboración con Ma. Teresa Lemus de Vanek
Bibliografía:
De Barbieri, A., (2006). Un sentido para todas las edades. En Salven al Hombre. Latinoamérica en búsqueda de sentido. Buenos Aires: San Pablo
Fizzoti, E., (2006). ¡Decir sí a la vida, a pesar de todo! Perfil de Viktor Frankl después de la liberación de los campos de concentración nazis. En Salven al Hombre. Latinoamérica en búsqueda de sentido. Buenos Aires: San Pablo.
.

¡Inscríbete a nuestro Newsletter!
boletín logoterapia
Regularmente enviamos información relevante sobre la Logoterapia a través de nuestro Newsletter.
Para inscribirte a nuestro Newsletter por favor deja tu nombre y email.
En cualquier momento que ya no quieras recibir más información de nosotros podrás des-inscribirte.

Comentarios

  1. karen viviana

    Buenas noches quiero decirles que me gusta mucho su articulo pues aporta mucho a mi formación, actualmente soy psicóloga en formación y me encuentro trabajando con un grupo de adolescentes, por tal motivo quisiera pedirles el favor sobre que actividades o talleres se podrían llevar a cavo con ellas con el fin de trabajarles su sentido de vida.

    Muchas gracias por su atencion.

  2. Sonia Molina

    Interesante información, en mi quehacer profesional me he encontrado muchas veces con estas preguntas, planteadas desde los padres, pues ellos también entran en conflicto cuando llega la adolescencia porque no saben como abordar diversas situaciones, temas, problemas o conductas de los y las chicas, así que en este artículo encontré muchas respuestas resumidas que serán de ayuda para mí, para seguir orientando los procesos no solo de los padres sino también de los adolescentes.
    Muchas gracias por compartir la información

  3. Nancy Graciela Martínez

    ¡Fabuloso el artículo!. En esta época donde se desdibujan los lìmites, donde todo da igual, què importante es reflexionar sobre la construcciòn de la identidad y bùsqueda de sentido, especialmente en la etapa de la adolescencia. Es una meta a trabajar, desde mi entender en todas las etapas, porque primero hay que obtener, despuès mantener y luego perfeccionar. Nadie, cualquiera sea su edad està ajeno a realizarse preguntas existenciales, màs en momentos de crisis.
    Soy Psicopedagoga y Psicològa, desde hace varios años indago en la Logoterapia y la aplico en el trabajo. Hace unos dìas como Profesora estuve a cargo de un acto del día de las Malvinas y en èl trabajè los valores. Es a atravès de la tradiciòn, de la cultura una oportunidad para construir la identidad. Sòlo se necesita ofrecer las herramientas y oportunidades a travès de mediaciones adecuadas para favorecer el desarrollo de la conciencia, libertad y responsabilidad.
    Gracias por compartir.

  4. María del C.Filippazzo

    Celebro la Logoterapia, como lo que es, darle un sentido a la vida y por sobre todo la Logoactitud.
    Soy Psicóloga Social, Docente de Análisis Transaccional y Coach en dicho tema.
    Tomamos todos los aportes de otras ciencias de la conducta en sus aspectos técnicos y compartimos todo lo que ayude a los cambios.
    Una vida con sentido lleva a una vida “Feliz”.
    No debemos olvidar que la personalidad se forma en el entorno familiar o en su defecto el entorno que nos acompañó.
    Muchas veces a los padres nos cuesta reconocer los mensajes que hemos dado y en la adolescencia afloran en nuestros hijos. Los hijos son el mensaje de los Padres.
    Sugiero poder hacer grupos de Psicodrama con hijos y padres y poder aprender juntos para rectificar el camino. y cuando ello sucede uno se siente padre crecido en actitudes pero por sobre todo en el Amor…
    Darle un sentido a la vida compartida en familia sirve para darle un sentido a lo demás. En tu lugar de trabajo, con los amigos, en el club, en todo lugar donde existan relaciones humanas.
    Allí nos juntaremos todos los que creemos en un mundo mejor…
    El aporte en la Logoterapia sirve enormemente en la recuperación de valores y la familia la célula de la sociedad. Gracias por este aporte es interesante.

  5. Catalina Campoverde

    Un buen artículo para el mundo adolescencial y juvenil de hoy. Con los mass media, la vida “inmediatista” del ‘ya, ahora’, de la imagen que entra y sale sin dejar mensaje, nuestros adolescentes no tienen visión ni experiencia de algo que cimente sus vida; más dolorosa la situación si sus hogares son disfuncionales y son hijos, hermanos, padres al mismo tiempo, por las experiencias que van viviendo y que no les permiten preguntarse (la familia, la escuela, el entrono tampoco lo fomenta) sobre su vida, el sentido que tiene y sobre todo el ‘para qué’.
    Eso de ‘asumir mi pasado’ integrándolo a mi experiencia, vivir el presente y vislumbrar proyectando el futuro es bastante pedir a nuestros adolescentes hoy. Sin metas, sin ideales, es muy difícil que el adolescente ‘sueñe futuro’ y luche por dar sentido a su vivir diario. Tantos adolescentes que se quitan la vida nos hablan de este “sinsentido”vital. Urge a los padres y a los educadores despertar, orientar este sentir y este anhelo desde la casa, la escuela, desde pequeños; así podremos ayudar a construir personalidades estructuradas y con razones para vivir.
    gracias por el artículo.

  6. Isaimy Marimón Lezcano

    Hola me ha parecido muy interesante su artículo. Soy psicóloga y actualmente estoy tratando a una adolescente por intento de suicidio, definitivamente la búsqueda del sentido de su vida ha sido un proceso difícil para ella. Por favor pido alguna sujerencia para el trabajo terapéutico con esta paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>