Archivos: Logoterapia

Logoterapia aplicada en una clínica de hemodiálisis.

Por: Marianna Tobón

Vivir ante la hemodiálisis, una experiencia transformadora.

Ya son dos años y medio en experiencia profesional en la hemodiálisis como psicólogo de la salud y hospitalaria, son incontables las experiencias que se vivencian, con un único objetivo: Hacer crecer al Ser que se vea vinculado en esta realidad. En la cual es común escuchar este tipo de frases:

“Yo sentía mucho temor de dializarme, aquí nadie dura”

“Yo conocí a alguien (familiar, amigo, vecino) que ya se murió”

“A mí nadie me dijo que esto sucedería”

“Yo no sabía lo que era, mi familia fue la que dejó que me colocaran esto (catéter)”

“Esto mata, uno no logra nunca dejar de estar aquí”

“Esto es fuerte, no cuento con apoyo, mi familia no me entiende”

Estas y muchas otras son las múltiples quejas pronunciadas al momento de ingresar a la clínica de hemodiálisis. Encontrándose, en un primer momento, a personas con en un proceso depresivo, lleno de miedos, pánico y frustración ante la incertidumbre de no saber cuánto tiempo le queda de vida.

En este sentido, a nivel general, la principal conducta es: evadir y rechazar, el principal pensamiento es: Me voy  morir. Por lo tanto es un paciente con aprendizajes difusos, condicionados por lo catastrófico de sufrir una enfermedad física, el temor a morir, el desconocimiento de su responsabilidad y las consecuencias de esta situación, aunado por la desinformación social de esta realidad.

Es importante señalar …


Leer más...

De las cartas del desierto del Dr. Guillermo Pareja Herrera: Lucidez urgente y Desierto.

Guillermo Pareja

Lucidez urgente

Las aspiraciones humanas apuntan hacia lo alto, hacia arriba.
Tener éxito es alcanzar la cima, la cúspide  -social, política, económica, etc.
El éxito, la fama, tienen privilegios de todo tipo.
Desde la altura se ven a las cosas y a las personas como insignificantes y pequeñas.
Los privilegios tienden a volvernos ciegos para con los demás seres humanos.
Cuantos mayores  privilegios se tienen, más lucidez se necesita.
Lucidez viene de luz.
Luz para ver la realidad como es y no creerle a  nuestra ceguera.
La lucidez es una suerte de razonar y sentir normalmente y su opuesto es el delirio y el paroxismo.
Por eso, la gente sabia pide luz para comprender, luz para decidir, luz para ser justo en lo posible con todos y en todo.

Desierto.

Cada cuando, al ausentarme, me preguntan una y otra vez que cómo vivo en el desierto y cómo es ese lugar de nada. Dentro de mí sé cómo es el desierto pero cuando quiero explicarlo no sé.
Sólo puedo compartir algunos rasgos.

El desierto es inconmensurable así que no lo puedo definir pues eso será una pretensión de meterlo en un par de líneas.

Tierra desnuda, donde reina el viento que según sea la hora y el tiempo del año trae arena blanca, ocre, roja, negra.

Según sea la hora y el tiempo del año el viento canta, llora, aúlla, susurra, seduce.

El desierto vale, no por lo que tiene, …


Leer más...

El legado de Viktor Frankl

Publicación de Red de Casas en el Diario El País

04 ene 2017

Autora: Maribel Rodríguez

Viktor Frankl (1905-1997), fue el psiquiatra vienés que creó la Logoterapia, una psicoterapia para encontrar sentido a nuestras vidas. Además, Viktor Frankl es mundialmente conocido por su libro autobiográfico “El hombre en busca de sentido”, en el que relata cómo pudo enfrentarse al sufrimiento que supuso estar más de tres años en campos de concentración nazis. Durante estos años, pone en práctica sus propuestas psicoterapéuticas sobre sí mismo, para mantener su integridad humana ante el horror que le toca vivir. En su relato, nos muestra su gran capacidad de superación y de crecimiento a pesar del dolor, a través de su esfuerzo por cultivar una libertad interior cuyo fundamento considera espiritual. Para él, “el hombre puede conservar un vestigio de la libertad espiritual, de independencia mental, incluso en las terribles circunstancias de tensión psíquica y física”. Su vivencia nos muestra la posibilidad de mantener una luz viva en nuestro interior, por muy oscuras que sean las circunstancias que nos tocan vivir.

Más allá de la gran inteligencia de Frankl y de su legado científico, encontramos en él a un gran ser humano, inquieto por la búsqueda de la verdad y del amor por sus semejantes. Siendo muy joven, con 16 años, inicia su correspondencia con Sigmund Freud, con quién se encuentra personalmente a los 19 años. Aunque se siente inspirado por algunas …


Leer más...

¿Qué es la felicidad?

 

árbol con frutosPor Claudio García Pintos

Definir la felicidad es fácil y complejo a la vez. La pregunta “¿qué es la felicidad?” puede tener respuestas desde la filosofía, la psicología, la neurofisiología, etc. Es un estado del ánimo, es una vivencia, es expresión del fluido funcionamiento del sistema límbico… Ahora, existencialmente hablando, ¿qué es la felicidad? Es más, ¿existe?
Siempre me interesaron las etimologías de las palabras para comprender mejor los conceptos. Felicidad deriva del latín “felix”, que significa fecundo, fértil.

Los poetas romanos hablaban del “árbor felix”, haciendo referencia a los árboles que dan muchos frutos, e incluso Plinio, decía que aquellos que no los daban eran “árboles infelices”. Beatus (colmado de bienes), Fortunatus (colmado de suerte o fortuna), Felix (beneficiado en fecundidad), son tres adjetivos latinos que pueden equipararse al hablar de felicidad.

La vida afectiva, los vínculos, el compromiso con alguien, es aquello que nos hace fecundos, afortunados, ricos de una riqueza que supera cualquier otra. No se cuenta en monedas, no acumula billetes, sino valores. La sonrisa del vecino, la amabilidad aun hasta de un desconocido en la calle, el abrazo del amigo, el beso del hijo, la íntima complicidad de la persona amada, el cariño del maestro, la protección eterna del padre, la presencia cotidiana de Dios… constituye la felicidad, la fortuna, hace fecundo cada día.
Si el árbol los retiene en sus ramas, terminarán cayéndose al piso, podridos, incomibles, amargos.
La vida tiene sentido cuando …


Leer más...

¿Cuándo el ser humano es realmente humano?

autoconocimiento 2

El ser humano es realmente ser humano cuando sufre, cuando se equivoca, cuando se enfrenta a la muerte. También lo es cuando mira hacia atrás y siente el peso de su pasado, y cuando mira hacia adelante con angustia por lo que vendrá. Pero hay más. El hombre es hombre también y sobre todo cuando acepta todas estas adversidades con humildad, como parte de su humanidad. Cuando deja de resistirse a lo que le toca vivir para renunciar a su equilibrio placentero y sin tensiones. Cuando se hace consciente de que a pesar del sufrimiento, todo (incluso el sufrimiento mismo) le brinda una posibilidad a actualizar, algo valioso que captar, un sentido que descubrir.

He aquí que el hombre este llamado a trascender, a ir más allá de sí mismo. El significado de su existencia no le compete de forma inmanente, sino en comunión con aquello que el mundo y la vida le otorgan con cada vivencia y con cada sacrificio. Y cuando llega a conocer de qué se trata es que ha desgarrado el velo de Isis que cubría sus ojos. Entonces el sentido cobra vida y lo espiritual toma el timón para encarnarse en su ser.

La vida del hombre adquiere sentido cuando lo valioso se le hace evidente. Y hará lo que hará y no será feliz mientras no enaltezca su espíritu aprehendiendo el valor intrínseco en cada acto, en cada encuentro humano, en cada momento, cuando …


Leer más...

Reflexiones de Elisabeth Kübler-Ross en torno al amor

Elizabeth-Kubler-Ross-empatía
La pionera de la tanatología, quien dedicó su vida a escribir sobre la muerte y el proceso de morir, decidió al final de sus días escribir sobre la vida.
Para Kübler-Ross el sentido de la vida es aprender el amor incondicional. Aquí algunas de sus reflexiones:

El amor es la única experiencia real y duradera de la vida. Es lo contrario del miedo, es la escencia de la creatividad, la gracia del poder. Es la energía que nos conecta y vivie en nuestro interior.

El amor es el único don de la vida que no perdemos nunca y es lo único que podemos dar de verdad. En este mundo de ilusiones y espejismos, el amor es la fuente de la verdad.

Sin embargo, nos resulta difícil amar a las personas simplemente por ellas mismas, pareciera que buscamos excusas para no amarlas.

Solo se encuentra paz y fellicidad en el amor cuando nos olvidamos de poner condiciones. Generalmente imponemos las condiciones más duras a quienes “más amamos”. Y éstas son lastres con los que cargamos nuestras relaciones. Es necesario entender que el sentimiento que buscamos consiste en dar, no en recibir.

Si medimos el amor que recibimos nunca nos sentiremos amados sino estafados, el acto de medir no es un acto de amor.

Cuando no nos sentimos amados no es porque no recibimos amor, sino porque reprimimos el nuestro.

La reacción ante una discusión o conflicto nunca debería ser retener nuestro …


Leer más...

Acompañamiento a Pacientes Inmunocomprometidos, una mirada desde la Logoterapia.

cancer_1

“no hay enfermedades, sino enfermos”

Claude Bernard

Estas líneas tienen como objetivo, compartir lo trabajado desde la perspectiva logoterapéutica dentro de la sala número 3 del piso 11 del Hospital de Clínicas de Argentina donde se encuentran internados los pacientes inmunocomprometidos, dicha sala está a cargo de la Dra. Sofia Fernandez, médicos residentes y un equipo de enfermeros profesionales.

Cuando comencé a pensar en la tarea que realizo, surgieron algunos interrogantes que fueron los que utilicé como disparadores para comenzar a pensar las funciones de un Logoterapeuta en dicha sala, por ejemplo;
¿Qué significa “pacientes inmunocomprometidos”?
¿Cuáles serían mis funciones?
¿Con qué actores debería intervenir y trabajar, sólo con los pacientes?

Intentaré ir respondiendo a estos interrogantes, cabe aclarar que el objetivo no es dar una respuesta definitiva, simplemente volcaré mis reflexiones con la intención de seguir pensando nuestro quehacer profesional.

Cuando hablamos de pacientes inmunocomprometidos también denominados neutropénicos nos estamos refiriendo a aquellas personas que por su enfermedad de base (oncológicas, HIV, trasplantados, etc.) tienen alterado uno o algunos mecanismos de defensa físicos, fenómeno que los hace susceptibles a infecciones oportunistas. Dichos pacientes se encuentran en “peligro” inminente de contraer cualquier tipo de infección, con lo cual su patología de base y en consecuencia el tratamiento que vienen realizando se vería seriamente comprometido. Estos pacientes, en general derivados de otros servicios (hemoterapia, oncología, reumatología, ginecología, trasplantes, etc.) se encuentran internados en dicha sala, la cual cuenta con las normas …


Leer más...

Viktor Frankl, la felicidad como apertura.

Por Lluìs Pifarré

1.- La tendencia natural de la apertura

En diversos apartados de sus obras, V. Frankl, al analizar la estructura del ser humano, afirmará, siguiendo la línea de los pensadores clásicos, que está “diseñada” y concebida, tanto desde su dimensión físico-biológica, como desde su dimensión psico-racional, para abrirse al mundo de su entorno y relacionarse con los demás. Una actitud de apertura hacia los otros “tús” humanos que no requiere para su ejercicio ninguna especie de añadidura artificial y forzada, puesto que esta actitud responde a las exigencias más propias e íntimas de la persona, Frankl es consciente además, que son diversos los pensadores y psicólogos en el S. XX, que refrendan esta aspecto esencial de nuestra naturaleza, proyectada por su trascendencia, más allá de sí mismo:
Es propio de la naturaleza humana que sea abierta al mundo
y a las cosas. En esto coinciden Max Scheler, Gehlen
Portman y Allport. Su esencia yace en su autotrascendencia(1)

En estas épocas estresantes e hiperactivas en la que en el que está inmersa gran parte de la sociedad occidental, son numerosas las personas que sepultadas en el ruidoso fragor de sus múltiples actividades, buscan su propia felicidad y autorrealización, en la confirmación exitosa de sus logros profesionales, en el disfrute de sus placeres sensibles o en la aceptación social de su cuidada y edulcorada imagen externa. Se incrementan sin cesar, las instituciones y clínicas médicas, arropadas por insistentes mensajes publicitarios, …


Leer más...

Manejo de la obsesión. Intención paradójica y derreflexión.

obsesión

Derreflexión e intención paradójica. Carta a la obsesión.

Estimada Obsesión,
Está bien, te hablo a ti obsesión que me tuviste tanto tiempo mal. A partir de hoy declaro:

– Dejaré de luchar contra ti porque veo que cuanto más te presto atención más fuerte te haces.
– Aunque estés aquí presente, seguiré mi vida. Si quieres puedes molestarme, pero como ya no te daré importancia, me da igual a que estés o no.
– Jugare al gato y al ratón contigo y con todas mis ocurrencias enfermizas, exageraré tanto cada ocurrencia que terminaré riéndome de ti, ya verás!.
– Eres parte de mi imaginación y está científicamente comprobado que no puedes hacerme daño, no tienes fundamento por ende dejaré de tenerte tanto respeto.

Así que estimada obsesión quiero dejar en claro que ya no luchare contra ti, es más a partir de hoy me despido de ti para siempre, si quieres puedes aparecer en mi vida, pero así como llegas te irás por que no pienso ni deseo prestarte más atención. Ya no te respeto, ¡mira cómo te toco la oreja!, ya no te escucho, pues grita!, obsesión, ¡¡no existes!!


Leer más...

En el proceso de duelo, seguir adelante ¡con lo que a uno le queda!

duelo 1

En el Proceso de Duelo, seguir,
¡Con lo que a uno le queda!

Les contaré algo que le sucedió al internacionalmente reconocido violinista Ytzjak Perlman. La historia la escuché de un amigo que estuvo presente cuando sucedió. Como lo hace frecuentemente, el 18 de noviembre de 1995, Perlman salió al escenario a dar un concierto en el Lincoln Center en Nueva York.
Si alguna vez han asistido a un concierto de Perlman, han de saber que salir al escenario no es fácil para él. Cuando niño sufrió de polio, así que usa unos aparatos en ambas piernas y camina con la ayuda de dos muletas. Verlo caminar en el escenario, un paso a la vez, lentamente, es algo impresionante. Camina con dolor pero majestuosamente, hasta llegar a su silla. Entonces se sienta, coloca sus muletas sobre el piso, empuja un pie hacia atrás y extiende el otro hacia adelante. Se agacha y recoge el violín, lo coloca sobre su barbilla, asiente con la cabeza hacia el director de la orquesta y comienza a tocar. El público ya está acostumbrado a este ritual.
Pero ese día, algo salió mal. Justo al terminar uno de los primeros compases, una de las cuerdas de su violín se rompió. Se pudo escuchar cómo tronó. El sonido pareció un disparo. No cabía duda de lo que significaba ese sonido. Tampoco cabía duda de lo que Perlman tenía que hacer. Mi amigo me describió así lo …


Leer más...