Adicciones y Logoterapia

Las actitudes y comportamientos básicos existenciales para enfrentar a la persona adicta.

Introducción.
El tema de la logoterapia y la drogadicción es relativamente nuevo. Son pocos los textos en español que se encuentran sobre este tema.
El autor de este libro es optimista; cree en la recuperación de las personas adictas, ya que ha conocido en varios países cientos de personas adictas pasivas, es decir, que no consumen, que llevan 3, 4, 10, 20 años sin consumir y que aceptan ese límite que la vida les ha planteado y ante el cual pueden dar una respuesta y descubrir un sentido y un significado, saliendo así de la desesperación.
El autor, quien estudió y trabajó cinco años en Europa, en donde tuvo la fortuna de conocer al doctor Viktor Frankl, creador de la logoterapia, y asistir a los seminarios dictados por él, agradece profundamente a todos los logoterapeutas del mundo y a las personas adictas por las enseñanzas recibidas de ellos.
En el abordaje de la familia y del adicto es fundamental que se adquiera y se viva una cosmovisión más de tipo humanista existencial. Específicamente, hemos visto la utilidad de los 5 existenciales básicos para afrontar la drogadicción y el alcoholismo: la dimensión espiritual o noética, la libertad, la responsabilidad, el sentido y el significado y la muerte o historicidad del ser humano.
El familiar y el adicto frente a la dimensión noética o espiritual.
Esta dimensión propia de cada persona es la que genera capacidad de “autodistanciamiento” y “antagonismo psiconoético” o capacidad de “obstinación del espíritu”, por lo tanto el familiar del adicto y el adicto mismo pueden desarrollar estas capacidades, las cuales indican que la persona adicta no “es” adicta sino que “tiene” una adicción, es decir, que lo enfermo en él es lo biológico, lo psicológico, lo social, más no su dimensión noética o espiritual, la cual no puede enfermar y siempre estará sana; es fundamentalmente con ella con la cual podemos salir de la adicción. Con ella yo puedo tomar una “distancia”, una perspectiva frente a la enfermedad (lo biológico, lo psicológico y lo social). Es la que permite que no obstante los condicionamientos biológicos, psicológicos o sociales (traumas, maltrato, marginación, etc.) yo no sea determinado por ellos. Yo puedo superarlos. La dimensión noética o espiritual es la que me permite descubrir sentidos y significados a lo que me sucede, es la que me permite vivir el “optimismo trágico” es decir, ver lo positivo en lo trágico. Toda persona, por más alto grado de drogadicción que tenga, puede caer en cuenta de que está haciendo daño y está destruyendo a los demás.
El familiar y el adicto frente a la libertad.
Por la dimensión noética y espiritual yo soy una persona libre, es decir, que puedo elegir, ya que ser persona es optar a cada momento por algo, sabiendo desde luego y acepando que, cada vez que elijo, huyo de un dolor o de un malestar pero voy a encontrar otro dolor o malestar. Por ejemplo: voy a un restaurante y puedo comer carne, pollo o pescado; al optar por uno de los tres platos me quedo con lo agradable y desagradable de él sabiendo que en los otros platos también habían cosas agradables y desagradables. Hay que aceptar lo elegido y seguir adelante recordando una vez más que ser persona es elegir a cada momento y cada elección implica dolor y alegría.
Así, el familiar del adicto por su libertad puede elegir: O acepta que la adicción siga tal cual y con ella una forma de vida determinada, o elige buscar una asesoría o un tratamiento y en el caso de elegir esta segunda alternativa, elegirá qué abordaje tomar.
Igualmente la persona adicta debe elegir la cultura de la adicción como una forma de vida, con todas sus consecuencias positivas y menos positivas, asumiendo su libertad y respetando la de los demás o eligiendo el tratamiento que también es doloroso porque exige renuncia y sacrificio pero que igualmente va a eliminar las muletas (la droga) haciendo que camine con sus propias piernas y descubra la alegría que eso significa.
El familiar y el adicto ante la responsabilidad.
Responsabilidad viene de respons, que quiere decir respuesta. Nosotros como familiares o adictos podemos responderle a los desafíos o preguntas que la vida nos hace diariamente. Y el haber caído en la drogadicción es una pregunta que la vida o el destino nos hacen ya que “nosotros no somos los que le preguntamos a la vida, nosotros somos los que respondemos a ella”. “De frente al destino adverso e inevitable es inútil que yo me pregunte ¿por qué a mí? Lo que yo sí puedo hacer es dar una respuesta” (Viktor Frankl)
Responsabilidad también quiere decir que hay u prójimo, una persona, una sociedad a lado nuestro la cual va a recibir las consecuencias positivas y negativas de nuestro comportamiento y yo debo asumir esas consecuencias. Somos seres fundamentalmente sociales.
El familiar y el adicto ante el sentido y el significado.
La logoterapia es la curación por medio del sentido y el significado. Hay dos frases del filósofo Nietszche que definen en gran medida lo que es la logoterapia: “Solo el que tenga un por qué para vivir puede soportar casi cualquier cómo” y “…pero no fue el sufrimiento en sí el problema esa persona, sino la ausencia de respuesta al grito: ¿y por qué sufrir?”
La logoterapia plantea que a todo lo que nos ocurre, por más absurdo que sea, le podemos encontrar un sentido y un significado, un para qué, y cuando lo encontramos, no importa cuánto tiempo nos demoremos, la desesperación pasa. El error, la fuga y el masoquismo consisten en quedarse en el eterno ¿por qué a mí?, hay que pasar del por qué al para qué.
Detrás del drama de la drogadicción y el alcoholismo hay un para qué, que la vida o el destino o Dios (si somos creyentes) nos quieren enseñar u ese para qué siempre será para nuestro bien. Por eso ante esta enfermedad el familiar del adicto y el adicto mismo deben creer firmemente que hay algo positivo, algo hermoso que la vida les tiene escondido y que ellos lo pueden descubrir tarde o temprano; este será el sentido o significado.

El familiar y el adicto ante la muerte.
El familiar del adicto y el adicto mismo deben aceptar algo irrefutable: todos tenemos que morirnos algún día; por eso ante el posible chantaje que nos haga la persona adicta ante el temor que tengamos como padres o familiares de que el adicto se va a morir a causa de nuestras acciones, hay que aceptar y encontrar un sentido a la muerte. Lo importantes es elegir conscientemente y creyendo qué es lo mejor que podemos hacer en ese momento, asumir las consecuencias y seguir adelante. A la muerte también le podemos encontrar un sentido y un significado, un para qué dentro de cualquier clave de lectura que tengamos (marxista, darwinista, católica, budista, etc.) Cuando aceptamos la muerte, estamos preparados y dispuestos a todo.
La implementación de los anteriores existenciales básicos con la persona adicta y los familiares implica paciencia y tenacidad, se trata de ir adquiriendo una nueva cosmovisión para aplicar en la vida cotidiana. La metodología puede ser variada: leer textos seleccionando cada uno de los existenciales, participar de grupos de meditación logoterapéutica, conferencias, asistir a ejercicios como el del círculo del diálogo existencial, plantear diálogos socráticos, etc.

Artículo – Extracción del libro Logoterapia y drogadicción.
Autor: José Arturo Luna Vargas.
Resumen realizado por Karin Vanek

¡Inscríbete a nuestro Newsletter!
boletín logoterapia
Regularmente enviamos información relevante sobre la Logoterapia a través de nuestro Newsletter.
Para inscribirte a nuestro Newsletter por favor deja tu nombre y email.
En cualquier momento que ya no quieras recibir más información de nosotros podrás des-inscribirte.

Comentarios

  1. María Teresa Rivera flores

    Hola soy María Teresa desde la cuidad de Puebla, México.
    Estoy estudiando la Lic. en Psicología y estoy empezando a hacer mi tesis y quiero hacerla sobre alcoholismo con enfoque logoterapéutico y tanatológico. Sé que el Dr. Efrén Martínez tiene una clínica en Colombia y quisiera pedirle información sobre este tema que tanto me apasiona. Ya estudié la especialidad en Puebla con el maestro Enrique García así que los conocimientos de la Logo los tengo pero quiero enfocar todo hacia el alcoholismo en mi tesis.
    Agradezco mucho si me pueden orientar, muchas gracias: Tere

  2. Gracias por este maravilloso articulo/ resumen, Hace casi un año y medio que dejé la universidad por lo que siempre busco continuar educandome y profundizando en temas que solia estudiar pero que ahora no tienen tanta relacion con mi trabajo pero, de todas maneras, me interesa como un crecimiento personal.
    Saludos

  3. María Teresa Rivera flores

    Mil gracias por compartirme este artículo, sé que me será de gran utilidad para mi tesina; ojalá sigan publicando más sobre alcoholismo y adicciones. Tengo entendido que el Dr. Efrén Martínez de Coloimbia es una autoridad en esta materia enfocándose en la Logoterapia verdad?
    Gracias: Ma. Teresa

  4. Gina

    Buen día, Me pudieran orientar con centros de rehabilitación en México para tratar el Alcoholismo con el enfoque del Dr. Efren Martinez? Les agradecería mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>